Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cruz Roja española denuncia los "constantes ataques" contra el personal sanitario en zonas de conflicto

Cruz Roja española ha denunciado este jueves los "constantes ataques" que se registran en zonas de conflicto contra las instalaciones y el personal sanitario, al tiempo que ha recordado que dichos ataques suponen una grave violación del derecho internacional humanitario.
Este sábado se cumplen 20 años del asesinato de seis delegados de Cruz Roja en un hospital de campaña en Chechenia. En septiembre de 1996, el Comité Internacional de la Cruz Roja instaló un hospital de campaña cerca de la ciudad chechena de Grozni para atender a las víctimas del conflicto. La noche del 16 al 17 de diciembre, varios encapuchados asaltaron el hospital y asesinaron a seis delegados de la Cruz Roja, entre los que se encontraba una enfermera de nacionalidad española, procedente de Sevilla.
"Para nosotros se ha convertido en una fecha simbólica para recordar a todos aquellos colegas que mueren en el cumplimiento de sus funciones, intentando ayudar a otras personas", ha explicado en rueda de prensa la directora de Cooperación Internacional de Cruz Roja española, María Alcázar.
Alcázar ha dejado claro que la inseguridad del personal de salud sigue suponiendo una gran preocupación para Cruz Roja española, ya que los ataques contra las instalaciones sanitarias continúan produciéndose de forma habitual en países en conflicto.
Sólo en Siria se han producido más de 120 ataques contra instalaciones sanitarias en 2016. Desde que dio comienzo el conflicto, 62 trabajadores del CICR han perdido la vida mientras asistían a la población civil. En el este de Alepo, donde este jueves han comenzado las evacuaciones de civiles, de los nueve hospitales que había sólo uno sigue parcialmente operativo.
En Yemen, donde la guerra dio comienzo en marzo de 2015, se han registrado más de 160 ataques contra hospitales y personal sanitario. En la actualidad sólo la mitad de los hospitales del país siguen en funcionamiento. "En Yemen se estima que cada día mueren 20 personas, por heridas o enfermedades curables o tratables por no tienen acceso a servicios de salud", ha apuntado la directora de Cooperación Internacional de la Cruz Roja.
"Las guerras tienen límites y uno de esos límites es atacar a aquellas instalaciones y personas que son claves para ayudar a las personas que lo necesitan", ha señalado. Desde Cruz Roja española han destacado la importancia de garantizar la seguridad del personal de salud en las áreas de conflicto mediante el cumplimento del Derecho Internacional.
"No es un problema de legislación, es un problema de cumplimiento", ha asegurado Alcázar. El CICR ha hecho un llamamiento para que la comunidad internacional garantice el cumplimiento de la Resolución 2286 de Naciones Unidas, aprobada el pasado 3 de mayo por el Consejo de Seguridad, que condena enérgicamente los actos de violencia, ataques y amenazas contra los heridos y enfermos, el personal sanitario y los establecimientos sanitarios.