Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cruel venganza a su compañera de clase con ácido tras descubrir que salía con su ex

Cruel venganza a su compañera de clase con ácido tras descubrir que salía con su extelecinco.es

Emily Bowen, de 18 años, ha sido condenada a 21 meses de prisión después de que atacara con ácido a una compañera en una academia de música en Escocia. La joven en su defensa alegó que sufría autismo, reconociendo los hechos. La Corte de Edimburgo ha señalado que los hechos sucedieron después de que la condenada descubriera a través las redes sociales que la víctima estaba saliendo con su exnovio.

Un ataque de venganza ha dejado a Molly Young marcada de por vida. Lo hechos, que ocurrieron en septiembre del pasado año, sucedieron cuando la joven se encontraba en una academia de música situada en Haddington, East Lothian, en Escocia, y una compañera se levantó y le lanzó un líquido sobre su cuerpo.
El líquido en cuestión era ácido sulfúrico, que provocó graves quemaduras en sus piernas, causando que la adolescente se quedara “gritando de dolor” en la academia musical.
La agresora, Emily Bowen, de tan solo 18 años de edad, ha sido condenada a 21 meses de prisión después de que el juez haya descrito al ataque como “completamente perverso”, como informa The Sun. Además no podrá ponerse en contacto con la víctima en los próximos 5 años.
En su defensa, Bowen declaró ante el juez que fue diagnosticada con autismo y depresión, admitiendo ser la autora del ataque. Aunque, según informa el citado medio, la Corte de Edimburgo cree que la agresión se produjo después de que la condenada descubriera en las redes sociales que Molly era novia de su expareja.