Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Grecia podría pedir 24.000 millones de euros en un primer nuevo tramo de ayuda

Alexis Tsipras asiste al debate sobre el acuerdo del EurogrupoReeuters

El Gobierno griego podría pedir 24.000 millones de euros en un primer tramo de rescate a los acreedores internacionales en el mes de agosto, para subsanar sus bancos y pagar las deudas que vencen al Banco Central Europeo (BCE), según ha informado el periódico griego 'Agvi'.

Atenas está teniendo en la actualidad conversaciones con la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para conseguir un rescate de hasta 86.000 millones de euros. Éste será su tercer rescate desde 2010.
Según 'Agvi', afín al partido de izquierdas gobernante SYRIZA, las autoridades helenas esperan concluir las conversaciones con los acreedores para mitad de agosto.
El primer tramo de 24.360 millones de euros sería utilizado para canalizar 10.000 millones como una recapitalización inicial para los bancos griegos, 716.000 millones para pagar un préstamo puente de emergencia y 3.200 millones para los bonos griegos retenidos por el BCE y otros pagos.
Se estima que los bancos griegos podrían pedir hasta 25.000 millones de euros para recapitalizarlos, un déficit que ha empeorado debido a la salida de capitales cuando Atenas se vio amenazada por la llegada a un callejón sin salida con los acreedores en la Eurozona.
A cambio de la financiación, Grecia ha aceptado reformas entre las que se encuentra hacer cambios significativos en materia de pensiones, subir el impuesto sobre el valor añadido (IVA), ajustar su sistema de negociación colectiva, adoptar medidas para liberalizar su economía y limitar el gasto público.
Si las conversaciones no llegan a completarse a tiempo, las autoridades europeas podrían tener que proporcionar más financiación temporal de la que pretendían con el préstamo puente de julio, aunque según 'Agvi', posiblemente esto no se discutió con los acreedores.