Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Mi ángel recibió sus alas"

El pequeño Tripp Roth muere en brazos de su madre tras años de lucha

Tripp Roth ha perdido la batalla. El pequeño, de dos años, sufría una extraña enfermedad que impedía que le tocasen. Su piel se llenaba de ampollas y cicatrices al más mínimo roce. Tras años de lucha, el pasado sábado se esfumó cualquier tipo de esperanza. La vida del pequeño se apagó definitivamente cuando estaba en brazos de su madre. "Mi ángel recibió sus alas", escribió la mujer en su blog horas después del fatal desenlace.
La batalla ha terminado para Tripp. La corta vida de este niño de Lousiana se apagó definitivamente el pasado sábado, según informan varios medios como el Daily Mail.
El menor sufría una extraña enfermedad en la piel llamada epidermolisis ampollosa que le causaba ampollas y cicatrices con el mínimo roce.
Su piel carecía de una proteína que hacía que sus capas se unieran entre si por lo que cualquier roce le causaba úlceras y cicatrices en la piel, los párpados, la parte superior del esófago y el interior de su boca.
El niño ya había dejado de ver y hablar y tampoco podía bañarse ni tomar ningún tipo de sedantes para calmar los dolores.
Ahora, ya descansa en paz, según ha comentado su madre. En el blog en el que relataba el día a día de su pequeño, Courtney Roth, de 26 años, aseguró el día de su muerte: "Mi ángel ya recibió sus alas". "Tomó su último suspiro en mis brazos, su lugar preferido".
Tras el fatal desenlace, las muestras de apoyo y ánimo han llegado desde todas las partes del mundo. El grupo en Facebook "Prayers for Tripp" tenía más de 40.000 seguidores.