Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Biólogos marcan y vigilan el comportamiento de los tiburones

La misión comienza temprano en las costas de Puerto Jiménez, en Costa Rica, en busca de las crías de los tiburones martillo. Andrés se encarga del marcaje. Ileana es quien coloca los receptores en las profundidades. En el río Sirena, más marcaje, pero con las crías de tiburones toro en agua dulce. Una parte importante de esta misión es la audiovisual: cuanto más conozcamos de ello, menos los temeremos. Hora de buscar a los grandes, los tiburones toro, esta vez en yate. En las Islas Murciélago el marcaje se realiza con pistolas modificadas, pero sobre todo cuerpo a cuerpo con los tiburones. Un punto esencial es potenciar el turismo. Como Mary miles de turistas se acercan a esta roca, llamada el ‘Gran Susto’, para nadar de cerca con los toro. Aunque la especie se encuentra en grave peligro, Costa Rica continúa siendo en un paraíso para biólogos, fotógrafos y amantes de buceo. Y es que un tiburón vivo vale mucho más que uno muerto.