Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Correa abandona la sala durante la intervención de la subdirectora del Banco Mundial

Correa abandona la sala de la Cumbre IberoamericanaGtres

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha protagonizado el momento polémico de la cumbre

Rafael Correa se retiró de la sala durante la intervención de la vicepresidenta del Banco Mundial para América Latina, Pamela Cox, por considerar que el organismo les ha "chantajeado".
"No entiendo por qué, en este foro, tenemos que escuchar al Banco Mundial. Al menos que empiece pidiendo disculpas por el daño que ha hecho a América Latina y a los países pobres del planeta", argumentó Correa en sus razones para abandonar el salón principal del Centro de Convenciones de la CONMEBOL, escenario de la cumbre.
Correa desoyó la petición de Fernando Lugo para que se quedara a escuchar a la representante de la institución económica internacional. "Para mala suerte de la señora Pamela Cox, el suscrito (Correa) llegó a Presidente de la República (de Ecuador) y expulsamos al representante del Banco Mundial", replicó Correa.
"En un foro latinoamericano no tenemos por qué escuchar las cátedras de una señora que chantajeó abiertamente a mi país", añadió antes de despedirse de la sala, a la que volvió al término de la comparecencia de la vicepresidenta del Banco Mundial.
Fin de la Cumbre
La XXI Cumbre Iberoamericana ha concluido este sábado con la firma de la Declaración de Asunción, que hace un llamamiento a los Estados para que sirvan a sus ciudadanos, en particular en un contexto de crisis. También ha habido acuerdo en temas como la argentinidad de las Islas Malvinas, inmigración o el rechazo del bloqueo de Estados Unidos a Cuba.
El presidente anfitrión, el paraguayo Fernando Lugo, ha sido el primero en firmar el documento, que destaca el papel que debe tener el Estado para servir a sus ciudadanos. En ese sentido, el Rey Juan Carlos ha pedido a los Estados durante su intervención en la XXI Cumbre Iberoamericana una "adecuada gestión de lo público" con una administración "transparente y eficaz" que, a su entender, servirá para "responder a los desafíos" de los próximos años.
En su discurso, el monarca ha reiterado la importancia de que globalización y Estado "vayan de la mano" y se apliquen propuestas que aseguren el "buen gobierno". En este sentido, ha señalado la necesidad de contar con instituciones "sólidas a todos los niveles" para defender "el bien común y los intereses generales".
"Es así como mejor podremos garantizar los derechos sociales y políticos, el sostenimiento de políticas públicas indispensables y el fortalecimiento de nuestros sistemas democráticos. El Estado tiene un papel clave que cumplir", ha afirmado.