Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las dos Coreas reafirman posiciones en el aniversario de la guerra entre ambas

Los gobiernos de Corea del Norte y Corea del Sur han reafirmado este domingo sus respectivas posiciones políticas y militares coincidiendo con el sexuagésimo séptimo aniversario de la guerra que las enfrentó a mediados del siglo XX y tras la que nunca llegaron a firmar la paz --tan sólo pactaron un armisticio en 1953--.
El periódico oficial de Pyongyang, 'Rodong Sinmun', ha publicado un editorial en el que insiste en que el programa nuclear que tanto ha criticado Seúl no está sujeto a negociación y que, por tanto, seguirá trabajando por su desarrollo. "Deberíamos hacer todo lo posible para reforzar nuestra defensa nacional, con la capacidad nuclear como eje central", ha esgrimido.
El texto no hace sino reafirmar la tesis que ha venido defendido en estos últimos meses el régimen de Kim Jong Un, que ha sumado un desafío tras otro y amenaza con perpetrar el que sería su sexto ensayo nuclear, según la agencia de noticias Yonhap.
Para el régimen, "si Corea del Sur realmente quiere mejorar las relaciones y buscar la paz, debería dejar de señalar la fuerza disuasoria nuclear y posicionarse contra Estados Unidos". La alianza militar entre Seúl y Washington ha sido tradicionalmente uno de los grandes argumentos de Pyongyang para justificar sus medidas.
Por su parte, el primer ministro surcoreano, Lee Nak Yon, ha aprovechado una ceremonia de conmemoración del aniversario bélico ante militares y dirigentes políticos para pedirle al Gobierno de Kim Jong Un que ponga fin a sus programas de misiles y nuclear y realice algún tipo de gesto.
Lee ha reclamado la liberación de todos los presos extranjeros que mantiene recluidos, después de la "consternación" causada por la muerte del estudiante estadounidense Otto Warmbier, que fue entregado en coma a Estados Unidos tras pasar 17 meses encarcelado en Corea del Norte.
"Corea del Norte debería avanzar en la desnuclearización de la península de Corea y respetar los Derechos Humanos", ha subrayado el primer ministro surcoreano.