Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia teme que Kim Jong-Un pueda "pasarse de la raya" con sus "amenazas"

Presidente de Corea del Norte. Foto: Reuterscuatro.com

El jefe del comité internacional de la Cámara Baja del Parlamento ruso, Alexéi Pushkov, ha opinado este fin de semana que aun siendo posible que el joven líder norcoreano Kim Jong Un, probablemente, "no quiera la guerra", con sus últimas acciones puede "pasarse de la raya".

"Con sus amenazas, Corea del Norte quiere mandar una señal a EEUU para que no la toque, pero puede pasar de la raya. Y entonces, es poco probable que alguien acuda en su ayuda", escribió el político en su Twitter.
"No creo que el joven Kim Jong-Un quiera guerra. Tiene una bella esposa y grandes proyectos. Lo que quiere es conservar el país y su poder, pero puede cruzar la línea", advirtió en los comentarios recogidos por la agencia oficial de noticias rusa, RIA Novosti.
Esta misma opinión comparte el ministro de Exteriores alemán, Guido Westerwelle, quien llamó a Pyongyang a "no jugar con el fuego", dejar de lado las amenazas y su polémico programa nuclear.
Horas antes, en un comunicado especial el régimen norcoreano anunció el fin de la situación de "ni guerra ni paz" en la península. "A partir de este momento, las relaciones con Corea del Sur entran en estado de guerra", dice el documento.
Los asuntos que surjan entre el Norte y el Sur se resolverán de acuerdo con es nuevo estado de relaciones entre las dos Coreas, advirtió el Gobierno norcoreano a través del comunicado.
Corea del Sur restó importancia a la declaración del "estado de guerra" por parte de Corea del Norte puesta que no se trata de "una amenaza nueva".
Por su parte, Washington declaró que se toma "en serio" el anuncio de Pyongyang y mantiene contacto permanente con su aliado Corea del Sur. Al mismo tiempo, en el Consejo de la Seguridad Nacional de EEUU recordaron que no es la primera vez que Pyongyang hace uso de la retórica militar.