Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Corea del Sur no detecta en el Norte movimientos bélicos

El líder norcoreano disfruta con los Globetrotters junto a Dennis Rodmancuatro.com

Corea del Norte no ha trasladado en los últimos dos días lanzaderas de misiles susceptibles de ser utilizadas para el disparo de proyectiles de medio alcance, lo que para el Gobierno surcoreano es síntoma de que Pyongyang no ordenará de forma inmediata ningún lanzamiento desde su costa este.

Fuentes de la Inteligencia surcoreana citadas por la agencia de noticias Pyongyang habían detectado el traslado de al menos dos misiles Musudan. Asimismo, las autoridades surcoreanas habrían llevado a la provincia de Hamgyeong cuatro o cinco vehículos susceptibles de ser utilizados como lanzaderas.
Sin embargo, desde el jueves, estos movimientos parecen haberse interrumpido. Un portavoz del Gobierno surcoreano ha dicho que no hay pruebas de que el lanzamiento de un misil sea "inminente", si bien ha advertido de que la situación en la zona, por lo demás, "no ha cambiado".
Pyongyang ha aumentado su retórica bélica en respuesta a las nuevas sanciones adoptadas por el Consejo de Seguridad de la ONU, que reprendió al régimen de Kim Jong Un por la realización de un ensayo nuclear en febrero. Los países de la región, así como Estados Unidos, han aumentado su vigilancia ante el temor de un posible ataque.
Sin embargo, las amenazas norcoreanas se han quedado de momento en advertencias verbales, sin consecuencias militares. A falta de información plenamente fiable sobre lo que ocurre dentro de las fronteras de Corea del Norte, gobiernos y analistas trabajan con la hipótesis de que pueda producirse un nuevo lanzamiento el próximo lunes, cumpleaños del difunto fundador del régimen y abuelo del actual dirigente, Kim Il Sung.