Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Corea del Norte reanuda las operaciones en todas sus instalaciones nucleares

El líder norcoreano, Kim Jong-unEFE

Corea del Norte reconstruirá y reanudará las operaciones en todas sus instalaciones nucleares, según ha informado la agencia de noticias oficial, KCNA, en medio de la escalada de tensión por las amenazas del régimen comunista de atacar objetivos surcoreanos y estadounidenses.

En concreto, ha mencionado sus instalaciones de enriquecimiento de uranio en Yongbyon --las mayores del país asiático--, cuyo reactor nuclear estaba fuera de servicio desde el año 2007.
El Gobierno de Kim Jong Un ha explicado que todas las instalaciones se utilizarán tanto para fines civiles --como la generación de electricidad-- como militares.
Las dos Coreas se encuentran en "estado de guerra" desde el pasado sábado, cuando el régimen comunista anunció a través de un comunicado que a partir de ese momento todos los problemas que surjan en las relaciones bilaterales "serán abordados de esta forma".
Además, apeló a "una batalla final a vida o muerte" para terminar con "la historia de un largo enfrentamiento con Estados Unidos y dar comienzo a una nueva era". Anteriormente, había amenazado con atacar las bases militares del país norteamericano en Hawai, Guam y Japón.
Corea del Norte ha atribuido su decisión a las amenazas proferidas por Corea del Sur y Estados Unidos, con las que "han rebasado los límites", pasando de "la fase de la amenaza y el chantaje a la temeraria fase de guerra actual".
Estos movimientos se enmarcan en la escalada de tensión regional, que comenzó el año pasado, con los lanzamientos de cohetes de largo alcance de abril y diciembre, y que ha continuado en 2013, con la prueba nuclear del pasado 12 de febrero, por parte de Corea del Norte.
El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha condenado estas acciones, al considerar que violan las resoluciones que prohíben a Corea del Norte desarrollar y usar tecnología nuclear y de misiles balísticos.