Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Corea del Norte niega estar involucrado en un ciberataque contra el Ejército de Corea del Sur

Corea del Norte ha negado este viernes tener algún tipo de implicación en un ciberataque llevado a cabo contra la intranet del Mando Cibernético de Corea del Sur, el primero que sufre, y del que Seúl ha acusado a piratas informáticos norcoreanos que habrían accedido al sistema desde un servidor del principal centro de información de las Fuerzas Armadas, según ha informado la agencia de noticias Yonhap.
La página web Uriminzokkiri, principal portal propagandístico de Seúl, ha negado cualquier tipo de vinculación con este ataque, asegurando que Pyongyang nunca habría cometido el error de dejar expuesta su dirección IP o cualquier método por el que pudiera quedar revelada su identidad.
"Si estuviéramos detrás del ciberataque, ¿por qué íbamos a utilizar una dirección IP que Corea del Sur pudiera conocer?", ha señalado Pyongyang desde este portal. "No tiene sentido", ha remachado.
Por su parte, Corea del Norte sostiene que con este tipo de información Corea del Sur está intentando provocar un ambiente de confrontación en un "desesperado" intento por sobrevivir a la actual situación política.
El ciberataque podría haber afectado a información confidencial nacional, ya que el servidor atacado está conectado a los sistemas de información del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea surcoreanos. El ministro de Defensa, Han Min Koo, ha asegurado que la información guardada en el sistema del servidor no ha sido robada.
Un total de 3.200 ordenadores, de los cuales 700 tenían acceso a la intranet, se han visto afectados por el 'malware' del último ciberataque, registrado el 4 de agosto. El Ministerio de Defensa surcoreano ha admitido que el ataque ha afectado a varios documentos militares, sin aportar más detalles, y también al ordenador del ministro.
El Ministerio de Defensa dijo el martes que las direcciones IP desde las que llegó el ciberataque procedían de un lugar de China que ha sido utilizado por 'hackers' norcoreanos.
"Uno de los servidores estaba ligado a Internet y la intranet, lo que permitió que los atacantes consiguieran acceder a la intranet", ha asegurado un funcionario del Ministerio. Las Fuerzas Armadas surcoreanas tienen dos servidores integrados, uno para Internet e intranet y el otro encargado de la información para el Ministerio, según el Mando de Seguridad de la Defensa y el Programa de Administración de Adquisiciones de Defensa (DAPA).
"Estamos intentando determinar qué tipo de datos han sido filtrados. Hemos descubierto que los piratas informáticos se infiltraron en la intranet a través del principal servidor, pero la información guardada en el mismo está intacta", ha añadido el funcionario.
Esta es la primera vez en que los datos del Mando de Seguridad Cibernética de Corea del Sur han quedado en situación de riesgo por un ciberataque desde que este organismo se creó en enero de 2010, en el marco de los esfuerzos para frenar este tipo de amenazas. Por su parte, Corea del Norte, que tiene miles de agentes especializados en guerra cibernética, es sospechosa de varios ciberataques dirigidos contra Corea del Sur y Estados Unidos en los últimos años, aunque el Gobierno de Pyongyang siempre ha negado cualquier responsabilidad en los mismos.