Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Corea del Norte expresa su rechazo a las nuevas sanciones y asegura que seguirá con su programa nuclear

Corea del Norte ha expresado este domingo las últimas sanciones impuestas contra el país por el Consejo de Seguridad de la ONU tras los repetidos ensayos con misiles y ha asegurado que seguirá adelante con su programa nuclear.
"El Ministerio de Asuntos Exteriores de la República Democrática Popular de Corea (RDPC, Corea del Norte) condena con la mayor contundencia y rechaza la nueva campaña de sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU por constituir un taimado acto hostil que busca frenar el fortalecimiento de las fuerzas nucleares de la RDPC, su desarme y su ahogo económico", ha apuntado el Ministerio en un comunicado recogido por la agencia de noticias norcoreana (KCNA).
"Es un fallo fatal de cálculo si estos países implicados en la preparación de la resolución sancionadora creen que pueden retrasar siquiera el desarrollo de las fuerzas nucleares de la RDPC", ha añadido. De hecho, amenaza que en realidad estas sanciones "tendrán justo el efecto contrario".
El viernes el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó la Resolución 2356 que impone más sanciones sobre Corea del Norte en represalia por sus ensayos con misiles que han demostrado importantes avances en su aspiración por lograr un misil con capacidad para alcanzar el territorio norteamericano.
De hecho, Pyongyang defiende que este programa balístico "es un ejercicio natural de soberanía" para frustrar las amenazas estadounidenses y argumenta que sirve para "garantizar la paz y la seguridad en la península de Corea".
En cuanto a la postura surcoreana de proponer un diálogo pero manteniendo la presión, Corea del Norte ha argumentado que "no tiene ningún sentido fomentar el diálogo con condiciones previas injustas mientras se mantiene la máxima presión".
"El ultrapreciso y diversificado Cohete Juche seguirá surcando los cielos como un trueno hasta que Estados Unidos y otros países afines adopten las 'decisiones correctas'", ha advertido.