Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Continúa la búsqueda de los siete marineros desaparecidos tras una colisión marítima en Japón

Los servicios de rescate continúan buscando a los siete militares estadounidenses desaparecidos desde la colisión ocurrida esta mañana entre el destructor norteamericano 'USS Fitzgerald' y un buque mercante de bandera filipina cuatro veces mayor. El barco ya se encuentra en el puerto de Yokosuka, cerca de Tokio, tras ser remolcado.
Un portavoz de la Guardia Costera japonesa, Yoshihito Nakamura, ha explicado que buscan a los marineros en aguas de la zona, aunque también cabe la posibilidad de que quedasen atrapados dentro del destructor estadoundiense, informa la prensa nipona. En la búsqueda trabajan medios aéreos y buques estadounidenses y japoneses.
El vicealmirante Joseph P. Auconin de la Séptima Flota estadoundiense ha confirmado que continúa la búsqueda en un comunicado publicado 24 horas después de la colisión. "Ha sido un día difícil para la familia de la Marina. Es difícil imaginar lo que estos tripulantes han tenido que soportar, los desafíos que han tenido que superar", ha destacado.
Las autoridades estadounidenses han indicado en un comunicado que el accidente se ha producido sobre las 2.30 am (hora local) a unas 56 millas náuticas de la costa de la localidad japonesa de Yokosuka.
La Marina estadounidense ha informado de que tres personas, entre ellas el capitán del destructor, Bryce Benson, han resultado heridas y han sido trasladadas a un hospital.
"El destructor ha sufrido daños en el costado de estribor", ha señalado en un comunicado la Marina, que ha puesto en marcha las labores de búsqueda y ha indicado que no ha sido necesario remolcar el barco.
El 'USS Fitzgerald' ha sufrido una pequeña inundación pero no corre el peligro de hundirse, según ha informado la Guardia Costera japonesa, que ha afirmado que el buque ha logrado seguir con su ruta.