Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Consejo de Seguridad de la ONU traslada a Colombia su preocupación por la muerte de líderes sociales

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha trasladado este jueves al Gobierno de Colombia su preocupación por la situación que viven los líderes sociales en el país, objeto de numerosos ataques, principalmente en zonas que estuvieron afectadas por la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
Tras su visita de la semana pasada al país, el Consejo de Seguridad ha reconocido los desafíos que plantea la aplicación del acuerdo de paz sellado entre el Gobierno y la guerrilla, si bien ha aplaudido los progresos llevados a cabo por el Ejecutivo de Juan Manuel Santos.
En este contexto, el Consejo de Seguridad ha reconocido el trabajo realizado por el Gobierno y su determinación para abordar el problema del asesinato de líderes sociales y de comunidades afectadas por el conflicto, si bien ha pedido que se tomen medidas más enérgicas para garantizar la seguridad y protección de estos colectivos.
Al menos 120 activistas y líderes sociales han sido asesinados en Colombia entre enero de 2016 y el 20 de febrero de 2017, algo menos de 14 meses, en lo que Naciones Unidas ha considerado una preocupante ola de violencia registrada en varias de estas zonas.
Esta reciente de ola de violencia ha tenido consecuencias directas, principalmente, en los activistas en defensa de los Derechos Humanos y que trabajan por la construcción de la paz quienes, según la Defensoría del Pueblo, están continuamente expuestos a estigmatizaciones y señalamientos por su trabajo.