Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Consejo de Europa denuncia las violaciones de DDHH de Turquía en las operaciones en el sureste

Pide al Gobierno de Ankara que deje de utilizar los toques de queda como castigos colectivos
El comisionado de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Niel Muiznieks, ha denunciado este viernes que Turquía está violando los Derechos Humanos en las operaciones desarrolladas por las fuerzas de seguridad en el sureste del país, al tiempo que ha exigido al Ejecutivo de Ankara que pongan fin a los toques de queda en esa región.
"Numerosos derechos humanos de una amplia población civil en el sureste de Turquía se han violado como resultado de los toques de queda impuestos y las operaciones antiterroristas desarrolladas desde agosto de 2015", ha asegurado el comisionado de Derechos Humanos del Consejo de Europa.
Muiznieks ha reclamado a Turquía que deje de imponer toques de queda como ha hecho hasta ahora y que investigue "todas las acusaciones de violaciones de Derechos Humanos contra agentes estatales" de "forma efectiva" y ponga en marcha "esquemas integrales" para juzgar esos casos y compensar a las víctimas. "No hacerlo agravará más las violaciones de Derechos Humanos iniciales", ha asegurado, en un memorando publicado este viernes.
El informe expone la conclusiones de Muiznieks tras la visita que realizó a Turquía del 6 al 14 de abril y un viaje posterior a Ankara el del 27 al 29 de septiembre.
"Turquía afronta una amenaza terrorista real y tiene el derecho y el deber de luchar contra el terrorismo en todas sus formas. Condeno las acciones del PKK y otras organizaciones terroristas. El terrorismo es una violación de Derechos Humanos pero la respuesta adoptada por Turquía en el sureste desde el verano de 2015 ha causado violaciones de Derechos Humanos por iniciativas que incluyen problemas de proporcionalidad y legalidad", ha asegurado.
El comisionado del Consejo de Europa ha asegurado que los toques de queda impuestos desde agosto de 2015 se han basado en decisiones administrativas infringiendo los requisitos legales contemplados por la Comisión de Venecia del Consejo de Europa. Además, ha denunciado la "tremenda destrucción" que han sufrido varias ciudades y la "enorme desproporción" en el número de civiles afectados, "incluidos los desplazados por largos periodos y las propiedades destruidas en comparación con el número de terroristas "neutralizados" y el objetivo declarado de los toques de queda.
Muizniek ha dicho que Turquía ha usado los toques de queda de una forma que ha alimentado su percepción como "un castigo colectivo" para la población civil y ha manifestado su preocupación por la posibilidad de que las autoridades turcas no afronten convenientemente las acusaciones de violaciones de Derechos Humanos procedentes de "fuentes creíbles" ni investiguen las muertes registradas durante operaciones antiterroristas.
"La prioridad parece ser reafirmar y proteger frente al procesamiento a las fuerzas de seguridad, que solo han estado sometidas a sanciones disciplinarias en casos de graves malas prácticas, con la excepción de unos muy pocos casos penales en los que los agentes han sido tratados como sospechosos", ha afirmado.