Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Consejo Electoral de Venezuela niega las acusaciones de Smartmatic y limita su papel en la votación

El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela ha tachado de "irresponsable" a la empresa Smartmatic por sus acusaciones de manipulación en relación a las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente y ha asegurado que el papel de esta firma se limita a prestar servicios técnicos.
El CEO de Smartmatic, Antonio Mugica, ha declarado desde Londres que "el resultado de las recientes elecciones a la Asamblea Constituyente fue manipulado". "Estimamos que la diferencia entre la participación real y la anunciada por las autoridades venezolanas es de al menos un millón de votos", ha detallado.
Lucena ha asegurado que estas acusaciones carecen de "fundamento" y son "irresponsables", por lo que ha planteado la posibilidad de iniciar acciones legales contra la empresa encargada del sistema de voto electrónico. El "único rol" de Smartmatic, ha subrayado Lucena, "es proveer servicios técnicos que no son determinados en sus resultados", según medios locales.
El CNE ha entregado este miércoles las credenciales a los constituyentes territoriales elegidos en la capital, en un simbólico acto con el que el chavismo ha querido demostrar que sigue adelante con sus planes de instalar el polémico órgano legislativo.
La exministra de Exteriores Delcy Rodríguez, una de las elegidas, ha restado importancia a las declaraciones de los países que han anunciado que no reconocerán la Asamblea Constituyente. "Siempre van a cantar fraude cuando se trata de reconocer al pueblo", ha afirmado.
El nuevo órgano tiene entre sus objetivos confesos el encarcelamiento de los dirigentes que hayan podido fomentar actos de derrocamiento contra el Gobirno de Nicolás Maduro y la depuración del Ministerio Público, que previsiblemente terminará con la actual fiscal general, Luisa Ortega Díaz, apartada del cargo. Ortega Díaz ha criticado en estos últimos meses los planes de Maduro y, especialmente, sus planes para redactar una nueva Constitución.
La mujer de Maduro, Cilia Flores, elegida para esta nueva Asamblea, ha proclamado que "la justicia llegará a partir de mañana" con la puesta en marcha del nuevo órgano. "Que se vayan preparando a todos los que atacaron al pueblo, todos los que agredieron al pueblo, todos los que asesinaron al pueblo", ha advertido.