Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso de Colombia debatirá este martes el acuerdo de paz con serias diferencias sobre la refrendación

El Congreso de Colombia debatirá este martes el acuerdo de paz sellado entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) el pasado 12 de noviembre, el segundo texto que fijan ambas delegaciones después de que los colombianos decidieran no ratificar el primero a principios de octubre.
Si bien las dos partes de la negociación acordaron que el "mecanismo de refrendación del acuerdo será a través del Congreso de la República", el hecho de llevar o no el texto a votación popular será la principal brecha en el debate, después de que la magistrada María Victoria Calle entregara la ponencia que define el acto legislativo para paz y en la que deja claro que el Gobierno deberá hacer refrendación popular.
La magistrada ha dado 'luz verde' a la vía rápida para poner en marcha el proceso de paz, pero ha mantenido el punto que indica que para que éste entre en vigor debe ser ratificado en consulta popular, según recoge la emisora Caracol.
El Tribunal Constitucional deberá estudiar la ponencia y fija la fecha para decidir si están de acuerdo, así como definir el tipo de refrendación popular que deberá utilizar el Ejecutivo.
Ante esto, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, ha señalado que es mejor esperar a que haya una decisión final del alto tribunal antes de emitir opiniones.
"Como siempre el Gobierno es respetuoso de las decisiones de la corte y lo que tiene quedar claro es que la refrendación se hará a través del Congreso igual que la implementación, sin importar si es vía ordinaria o 'fast track' --por vía rápida--", ha afirmado, señalando que de este modo lo que se está haciendo es una "refrendación popular indirecta".
El texto fue firmado el pasado jueves entre las dos partes, si bien los ajustes que han añadido al texto en el último mes no han convencido a los más críticos con el documento que, de entrar en vigor, pondría fin a más de medio siglo de conflicto.