Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Conferencia Episcopal pide al Gobierno que respete el resultado del referéndum de febrero

La Conferencia Episcopal de Bolivia ha reclamado este martes al Gobierno y al Movimiento al Socialismo (MAS) que respeten el resultado del referéndum constitucional celebrado en febrero sobre la posibilidad de que el presidente, Evo Morales, se presentara a la reelección.
"No es cuestión de partidos de derecha, de izquierda, es cuestión de saber y recordar que el 21 de febrero de este año el pueblo boliviano habló", ha dicho el secretario de la CEB, monseñor Aurelio Pesoa.
"Se debería respetar la palabra de ese pueblo que habló. Esa es nuestra respuesta respecto a este acontecimiento que es motivo de mucha discusión", ha agregado, advirtiendo de una "fractura" del país, según ha informado el diario local 'La Razón'.
Morales afirmó el domingo que podría presentarse a un nuevo mandato, a pesar del triunfo del 'No' en el referéndum, citando las cuatro vías aprobadas por el MAS en su último congreso.
"Sólo quiero decirles, si el pueblo dice 'Sí', Evo seguirá con el pueblo para seguir garantizando esta revolución democrática y cultural", resaltó.
Partiendo de la premisa de que el resultado del referéndum estuvo marcado por una campaña de desprestigio urdida por sus opositores con apoyo conservador externo, el MAS defendió que podría volverse a consultar al electorado mediante una reforma constitucional por dos tercios en la Asamblea Legislativa Plurinacional.
En este sentido, Pesoa ha manifestado que "si el pueblo no tuvo la información no es responsabilidad del pueblo, sino de los actores políticos, que son los encargados de manifestar una verdad o decir lo que se debe conocer".
Las vías contempladas por el MAS incluyen una reforma parcial del artículo 168 de la Constitución sustanciada por iniciativa ciudadana con la recolección de firmas de al menos el 20 por ciento del padrón electoral de Bolivia, de 6,3 millones de ciudadanos.
Esta opción implica también la reforma de otros artículos de la Constitución para la reelección de todas las autoridades electas por más de un período de manera continua.
Morales ha admitido que la falta de un sucesor claro "le quita el sueño", especialmente en un contexto regional en el que los países del llamado eje bolivariano han comenzado a cambiar de signo político. El ministro de Exteriores, David Choquehuanca, es uno de los favoritos.