Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenado a cinco años y medio de prisión un predicador islamista por pedir apoyo a Estado Islámico

Anjem Choudary, un famoso predicador islamista británico, ha sido condenado a cinco años y seis meses de prisión este martes por haber invitado a sus seguidores a apoyar al grupo terrorista Estado Islámico, según ha informado la cadena de televisión Sky News.
Choudary fue condenado por un jurado del Tribunal de Old Baley por utilizar sus discursos y mensajes difundidos por Internet para apoyar al grupo terrorista que controla amplias zonas de Irak y de Siria.
Famoso en Reino Unido por su discurso islamista, que ha sido denunciado por varios tabloides por considerar que incitan al odio, Choudary también es famoso a nivel internacional, con apariciones en televisiones de otros países en las que sostiene que la culpa de los ataques de milicianos islamistas la tienen las políticas de Occidente dirigidas contra los musulmanes.
Los fiscales han asegurado que, en sus mensajes publicados en redes sociales, Choudary ha jurado lealtad al "califato" proclamado por el líder de Estado Islámico, Abú Bakr al Baghdadi, y ha asegurado que los musulmanes tienen el deber de obedecerle o darle apoyo.
Choudary ha negado los cargos por terrorismo que se le imputan y ha denunciado que el proceso tiene motivos políticos. El predicador fue declarado culpable en julio. Ex líder de la organización ahora ilegalizada Al Muhayirun, Choudary elogió a los autores de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos y aseguró que quería convertir el Palacio de Buckingham en una mezquita.
A pesar de sus polémicas declaraciones y de que se negó a condenar atentados de islamistas como el que sufrió Londres en julio de 2005, Choudary siempre ha negado estar implicado en las actividades de los milicianos y nunca había sido imputado por cargos de terrorismo.