Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenado en Tailandia un activista británico que denunció abusos laborales en el país

Un tribunal de Tailandia ha condenado este martes a una pena suspendida de tres años de cárcel al activista británico Andy Hall, tras una demanda por difamación después de que denunciara abusos laborales en el país.
Hall, que contribuyó a un informe de Finnwatch publicado en 2013 que alegaba que la Compañía Nacional de Frutas abusaba de sus trabajadores, ha sido condenado además al pago de una multa de 150.000 baht (unos 3.850 euros).
"Andy ha sido el chivo expiatorio para acallar otras voces que hablan de forma legítima en apoyo a los derechos de los trabajadores migrantes", ha dicho la directora ejecutiva de Finnwatch, Sonja Vartiala.
"Es un día triste para la libertad de expresión en Tailandia. Tememos que muchos otros defensores de los Derechos Humanos y víctimas de los abusos de compañías se asusten tras este veredicto", ha agregado.
En declaraciones concedidas a la cadena de televisión británica BBC antes de entrar al tribunal a escuchar el veredicto, el propio Halla resaltó que sería "increíblemente injusto" que fuera condenado.
Sin embargo, expresó su satisfacción por el hecho de que su caso haya atraído una importante atención internacional a la situación de los trabajadores migrantes en Tailandia.
La condena a Hall ha quedado en suspenso durante dos años, por lo que no irá a la cárcel. La Embajada de Reino Unido en Bangkok ya ha adelantado que tratará el asunto con las autoridades tailandesas.