Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Concluye la construcción de un muro en el puerto de Calais para frenar la inmigración

Muro de CalaisReuters

La construcción de un muro de cuatro metros de alto y un kilómetro de largo en el puerto de Calais, en el norte de Francia, ha concluido este miércoles, momento desde el cual servirá como barrera para impedir que inmigrantes y refugiados traten de subir a los camiones que se dirigen hacia Reino Unido.

El muro de hormigón fue una medida que iniciaron las autoridades británicas a principios de septiembre con el objetivo de "garantizar el acceso al puerto de Calais y dar algo de tranquilidad a los vecinos de la zona", según ha informado Radio France.
El secretario de Estado de Inmigración británico, Robert Goodwill, denunció antes de su construcción que se había producido un aumento de la seguridad en Calais, donde se encontraba el campamento de refugiados conocido como la 'Jungla', desde el cual miles de inmigrantes han tratado de cruzar el canal de la Mancha para llegar a Reino Unido.
A pesar de que el campamento, en el que se alojaban cerca de 10.000 inmigrantes, fue desmantelado por completo y la Alcaldía de Calais trató de paralizar la construcción de esta barrera, el muro ha continuado avanzando hasta su conclusión.
"Esta ciudad empieza a estar encerrada por todas partes. Creo que hemos sufrido ya bastante como para que, además, ahora nos impongan un muro", ha criticado la alcaldesa de la ciudad, Natacha Bouchart. La construcción de la barrera ha costado 2,7 millones de euros.