Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El CICR pide un alto el fuego de 24 horas en Yemen con carácter inmediato

Guerra Civil en YemenEfe

El Comité Internacional de la Cruz Roja ha solicitado la entrada en vigor inmediata de un alto el fuego de 24 horas de carácter humanitario para aliviar la "extrema" situación de la población yemení por la guerra civil en el país.

"Todas las vías por aire, tierra y agua deben quedar abiertas sin dilación durante al menos 24 horas para conseguir llegar hasta la población que se ha quedado aislada tras más de una semana de intensos ataques aéreos y fieros enfrentamientos por tierra en todo el país", ha hecho saber el CICR en un comunicado.

El CICR pide que se preste especial atención a las familias atrapadas en Adén, sede provisional del Gobierno y gran objetivo de los rebeldes huthis. "Necesitamos urgentemente un cese inmediato de los enfrentamientos para que las familias puedan salir en busca de comida y agua, o para buscar atención médica", ha declarado el director de operaciones del CICR en Oriente Próximo, Robert Mardini.

También imprescindible será la entrada de cirujanos para operar a cualquiera que lo necesite de entre los más de 1.700 los heridos durante los combates de las dos últimas semanas, según estimaciones de la ONU. "En este caso, sus oportunidades de sobrevivir dependen de las acciones que se emprendan en las próximas horas, no en los próximos días", ha advertido.

A tal efecto, el CICR tiene preparadas 48 toneladas de medicinas y kits quirúrgicos para tratar a entre 2000 y 3000 personas, así como suministros para reparar las instalaciones de agua. También se encuentra a la espera un equipo de cuatro cirujanos. Todo los recursos se concentran en Yibuti y en el puerto de Adén, pero la coalición está impidiendo su entrada.

"Nuestros suministros siguen bloqueados, la situación está empeorando, cada hora que pasa muere gente y tenemos que hacer llegar este material con urgencia", ha declarado la portavoz del CICR en Ginebra, Sitara Jabeen.

Naciones Unidas estima que al menos 519 personas han muerto y más de 1.700 han resultado heridas, entre ellas 90 niños, a lo largo de las dos últimas semanas de enfrentamientos en el país, según hizo saber ayer la secretaria general adjunta de Asuntos Humanitarios de la ONU, Valerie Amos.

"Estoy extremadamente preocupada por la seguridad de los civiles que están atrapados en mitad de estos combates tan duros", ha declarado Amos esta pasada noche, tras comunicar las estimaciones, basadas en informes de organizaciones humanitarias en diferentes zonas del país.