Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE acuerda triplicar los fondos para la vigilancia del Mediterráneo

Cumbre de la UE para solucionar la crisis migratoria en el MediterráneoEFE

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea han acordado este jueves "triplicar" los fondos destinados a las operaciones 'Tritón' y 'Poseidón' de la Agencia europea de control de fronteras (Frontex), para vigilar mejor el Mediterráneo y tratar de evitar que se repitan tragedias migratorias como la del pasado fin de semana frente a las costas libias. Además prevé organizar "en los próximos meses" una cumbre con la Unión Africana y los países clave en esta crisis, con el objetivo de reforzar la cooperación en la lucha contra las mafias que trafican con seres humanos y frenar el flujo de inmigración ilegal hacia Europa.

Este compromiso supondrá una aportación con cargo al presupuesto comunitario de 9 millones de euros al mes, lo que supone una cifra equivalente al coste de la operación exclusivamente italiana 'Mare Nostrum' y que fue reemplazada por la europea 'Tritón'.
Además, los Estados miembros se han comprometido a aumentar los medios materiales y humanos, pero, aunque países como Francia y Reino Unido han ofrecido buques para vigilar el mar, la mayoría no ha mostrado compromisos concretos.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dicho que España esperará a que la Comisión Europea evalúe las necesidades concretas de Frontex antes de concretar los recursos que ofrecerá.
"Sólo doblar el presupuesto me hubiera parecido poco creíble", ha dicho en una rueda de prensa el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, al término del Consejo europeo que ha elevado a unos 120 millones de euros anuales el apoyo de las principales misiones de Frontex "en 2015 y 2016.
El mandato de 'Tritón' no se modificará, lo que supone que su labor seguirá siendo la de vigilancia y control, no la de salvamento. Sin embargo, tanto Juncker como el presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, han defendido en una rueda de prensa que las tareas de rescate es algo que contempla el derecho internacional y que el mandato actual ya prevé la actuación de Tritón en aguas internacionales.
"Consideramos que no necesitamos un cambio de mandato. Un cambio significaría meses y meses de procedimientos y ahora tenemos que actuar inmediatamente", ha explicado Tusk.
Los Veintiocho también han convenido avanzar en un proyecto piloto para el reasentamiento de inmigrantes con derecho a protección, si bien han retirado de su declaración final la cifra de 5.000 personas, que es el techo que pretendían atender con esta iniciativa. "No tenía sentido poner un límite al proyecto", ha explicado Juncker.
Además, Bruselas presentará a mediados de mayo una comunicación para identificar las mejoras necesarias en la política europea en materia de inmigración, incluidos asuntos que no han abordado los gobiernos este jueves como cuotas de reparto de los inmigrantes acogidos o el desarrollo de más vías legales de inmigración. "Me hubiera gustado que fuéramos ya más ambiciosos, pero no ha sido posible", ha dicho.
Luchar contra las mafias y destruir barcos
Los líderes han decidido encargar a la Alta Representante de Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, que explore las opciones para una misión civil con componente militar cuyo objetivo sea "detener y destruir los barcos" que emplean las mafias y evitar que vuelvan a ser utilizados.
Una de las mayores dificultades para esta misión es que requiere bien el permiso del país afectado --algo poco probable en este caos por la inestabilidad en Libia--, bien un mandato del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Fuentes europeas han adelantado que Mogherini aprovechará un viaje a Nueva York la semana próxima para iniciar los contactos en este sentido.
"Salvar vidas es nuestra prioridad número uno -ha dicho Tusk_pero no la única. Ha dicho frenar a los traficantes y la inmigración ilegal". Para ello, parte de los esfuerzos se centrarán en reforzar la cooperación con países de origen y de tránsito de los inmigrantes irregulares, para evitar que se embarquen en los viajes clandestinos de las redes de tráfico de seres humanos.
El primer ministro italiano, Matteo Renzi, ha aplaudido el compromiso europeo porque los Veintiocho han dado un "paso adelante gigantesco" en materia de inmigración. "Por primera vez, la Unión Europea pone negro sobre blanco una estrategia, no una reacción emotiva", ha añadido.
Cumbre UE-Africa
La Unión Europea prevé organizar "en los próximos meses" una cumbre con la Unión Africana y los países clave en la crisis migratoria que afecta al Mediterráneo, con el objetivo de reforzar la cooperación en la lucha contra las mafias que trafican con seres humanos y frenar el flujo de inmigración ilegal hacia Europa.
Así lo han acordado los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea en la reunión extraordinaria que han celebrado este jueves en Bruselas para tomar medidas urgentes, tras la muerte de centenares de inmigrantes en aguas del Mediterráneo estos últimos días cuando trataban de alcanzar suelo europeo.
La nueva cumbre se celebrará en verano, según ha revelado el presidente francés, François Hollande, en una rueda de prensa al término del Consejo europeo, y Malta será el país que acoja el evento.
El primer ministro maltés, Joseph Muscat, ha explicado que la vocación de esta nueva cita es la de crear "puentes" entre los principales actores de la "crisis humanitaria" que afecta al Mediterráneo, para buscar soluciones conjuntamente entre "los países de origen, los de tránsito y los de destino".
El objetivo de los Veintiocho es "reforzar" la cooperación política con los socios africanos "a todos los niveles" para abordar las causas de la inmigración ilegal y combatir las mafias de tráfico de personas, según recoge la declaración final adoptada por los líderes europeos.
Muscat ha aplaudido el compromiso de los mandatarios de la UE para triplicar los fondos de las misiones de vigilancia que realiza la Agencia europea de control de fronteras (Frontex), si bien ha advertido de que "definitivamente no es suficiente". El compromiso de los 28 supone elevar a 120 millones anuales el presupuesto europeo en 2015 y 2016 para este fin.
También ha celebrado el propósito de combatir la inmigración irregular atacando el negocio de las mafias, porque cree "esencial" que "los criminales sepan que han cambiado las reglas del juego" y que la comunidad internacional les "perseguirá".