Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las FARC abandonarán las armas 180 días después de la firma de paz

El Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas de Colombia (FARC) han anunciado que la guerrilla completará el proceso de dejación de armas en un plazo de 180 días después de la firma del acuerdo final de paz.

Así se ha anunciado en La Habana, donde se ha procedido a lectura del comunicado conjunto sobre el Acuerdo para el Cese al Fuego y de Hostilidades Bilateral y Definitivo; la Dejación de las armas; las garantías de seguridad y la lucha contra las organizaciones criminales responsables de homicidios y masacres o que atentan contra defensores de Derechos Humanos, movimientos sociales o movimientos políticos.
En virtud del mismo, las partes han acordado la elaboración de una hoja de ruta para que "a los 180 días después de la firma final haya terminado el proceso de dejación de las armas" que será verificado por un "mecanismo tripartido".
Dicho mecanismo lo integrarán representantes de las fuerzas gubernamentales, de la guerrilla y un "componente internacional consistente de una misión política con observadores no armados" que estará integrada mayoritariamente por representantes de los países de la CELAC. Según lo acordado, será "este componente el que presida y dirima controversias".
Por otra parte, Gobierno y FARC han acordado la creación de "22 zonas veredales transitorias de normalización y ocho campamentos" a los que los guerrilleros se trasladarán a partir del día "D+5" para su desmovilización y del que saldrán "sin armas y de civil".
En el acto han estado presentes presentes el presidente, Juan Manuel Santos, y el líder de la guerrilla, Rodrigo Londoño, alias 'Timochenko', así como el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, el presidente de Cuba, Raúl Castro, en su calidad de anfitrión de las conversaciones, así como los mandatarios de Venezuela y Chile, Nicolás Maduro y Michelle Bachelet, cuyos países ejercen de garantes en el proceso.
Asimismo, en representación de Noruega, el tercer país garante, ha estado su ministro de Exteriores, Borge Brende. Igualmente han acudido al histórico anuncio el presidente de República Dominicana, Danilo Medina, en su calidad de presidente de la CELAC, y el de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, y el de México, Enrique Peña Nieto, así como el enviado especial de la UE para el proceso, Eamon Gilmore, y el de Estados Unidos, Bernard Aronson.