Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Colombia pedirá a la ONU otra misión para garantizar la reincorporación a la vida civil de los guerrilleros

La ministra de Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín, ha avanzado que el Gobierno pedirá a Naciones Unidas una nueva misión, en este caso, para verificar la reincorporación a la vida civil de los guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
"Cuando termine la misión del Consejo de Seguridad pediremos una nueva misión de observadores para la reincorporación de las FARC", ha dicho la jefa de la diplomacia colombiana en un acto celebrado este jueves en la Cámara de Comercio de Bogotá, según informa 'El Espectador'.
El Consejo de Seguridad ha autorizado una misión para verificar el desarme de las FARC y el alto el fuego bilateral, como parte de un mecanismo de observación tripartito en el también habrá observadores del Gobierno y la guerrilla.
Esta misión estará integrada por 450 observadores desarmados --40 a nivel nacional, 90 a nivel regional y 320 a nivel local-- que actuarán en 40 localizaciones distintas, incluidas las 23 zonas y los ocho puntos en los que se concentrarán la FARC hasta su regreso a la vida civil.
La segunda misión, que Colombia pretende solicitar en el marco de la próxima sesión plenaria de la Asamblea General, solo se activará cuando concluya la primera que, de acuerdo con lo decidido el miércoles por el Consejo de Seguridad, tiene un mandato inicial de 12 meses.
Holguín ha defendido una vez más la participación de la ONU y otros países en el proceso de paz en Colombia. "Nos da tranquilidad para que esos acuerdos se cumplan. Estamos convencidos que el acompañamiento internacional es muy útil", ha sostenido.
El pasado 24 de agosto el Ejecutivo y la guerrilla anunciaron la consecución del acuerdo de paz definitivo, sobre el que los colombianos deberán pronunciarse en un plebiscito programado para el próximo 2 de octubre.