Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Clinton podría haber violado la ley al usar su e-mail personal para asuntos diplomáticos

Hillary Clinton en la gala benéfica de la fundación de Elton Johncuatro.com

La exsecretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, habría estado usando su e-mail personal, en lugar de un correo electrónico del Gobierno, durante los cuatro años en los que ocupó el cargo, por lo que podría haber violado los requisitos federales establecidos en relación al modo en el que los funcionarios deben hacer uso de su correspondencia.

Así lo han revelado al diario estadounidense 'The New York Times' funcionarios del Departamento de Estado, quienes insisten en que la exsecretaria de Estado no llevó a cabo ninguna acción para que sus correos electrónicos personales fuesen conservados en los servidores del Departamento de manera automática, tal y como exige la Ley de Registros Federales.
Bajo la ley federal, cartas y correos electrónicos escritos o recibidos por funcionarios federales, como es el caso de la secretaria de Estado, se consideran "registros públicos" y deben ser retenidos para que los comités del Congreso, historiadores y miembros de los medios de comunicación puedan acceder a ellos, aunque hay excepciones a la ley para ciertos materiales clasificados y sensibles.
Thomas S. Blanton, director del Archivo de Seguridad Nacional, un grupo con sede en la Universidad George Washington que aboga por la transparencia del Gobierno, ha advertido de que "los correos electrónicos personales no son seguros" y ha añadido que "los altos funcionarios no deberían usarlos".
Según explica el citado diario, no está claro si la cuenta de correo electrónico privada de Clinton incluye cifrado u otras medidas de seguridad, dada la sensibilidad de su actividad diplomática.
La existencia de esta cuenta de correo electrónico personal de Clinton fue descubierta gracias a una investigación de un comité de la Cámara de Representantes, que buscaba información sobre el ataque contra el consulado estadounidense en Bengazhi (Libia) a través de la correspondencia de Clinton y sus ayudantes sobre el suceso.
Finalmente, Clinton proporcionó al comité cerca de 300 correos electrónicos --con unas 900 páginas-- sobre dichos ataques que los ayudantes de Clinton habían encontrado entre sus correos electrónicos personales.
Una portavoz del departamento, Jen Psaki, ha destacado la respuesta dada por la institución a "muchas peticiones de la comisión" de manera oportuna y se ha limitado a añadir que el sucesor de Clinton, el secretario de Estado John Kerry, ha utilizado una cuenta de correo electrónico del Gobierno desde que asumió el cargo.