Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Clinton subraya que el informe del FBI "deja clara" su inocencia en el caso de los emails

El equipo de campaña de la candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, ha celebrado la publicación del informe del FBI sobre el uso de su correo electrónico privado para asuntos oficiales al considerar que "deja claro" que, aunque fue "un error", es inocente.
"Aunque el uso de su email personal fue claramente un error por el que ha asumido su responsabilidad, estos materiales dejan claro por qué el Departamento de Justicia cree que no hay base para seguir adelante con este caso", ha dicho el portavoz de la campaña, Brian Fallon, en un comunicado.
En cambio, los republicanos consideran que este dossier confirma que el Departamento de Justicia debería haber emprendido acciones legales contra Clinton. "Demuestran el trato imprudente y totalmente peligroso de información clasificada durante su etapa como secretaria de Estado", ha dicho el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan.
Por su parte, el portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, ha rehusado pronunciarse. "No es apropiado valorar partes de una investigación sin un contexto más amplio. No vamos a diseccionar cada cosa que salga en la prensa", ha indicado.
El FBI ha dado a conocer este viernes el informe del interrogatorio al que sometió a Clinton para determinar su responsabilidad legal por usar su correo electrónico personal para temas del Departamento de Estado durante su época como secretaria, entre 2009 y 2013.
Estos papeles revelan que Clinton dijo que "no recordaba" haber recibido clases sobre cómo gestionar informaciones clasificada y que consideró que nunca recibió información tan sensible en ese servidor como para que fuera necesaria mayor seguridad.
A pesar de que el escándalo de los emails de Clinton quedó zanjado cuando el Departamento de Justicia decidió archivar el asunto y con la publicación de hasta 30.000 correos electrónicos, ha seguido salpicando a la campaña presidencial de la ex primera dama.