Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

1.000 millones de personas se suman a 'La Hora del Planeta'

Hora del PlanetaReuters

Más de 220 ciudades, 500 empresas, 160 instituciones educativas en España y más de 1.000 millones de personas en todo el mundo apagarán este sábado las luces durante una hora, entre las 20.30 y las 21.30, hora local, en apoyo a la iniciativa de WWF 'La Hora del planeta' con el objetivo de subrayar la importancia de la lucha contra el cambio climático.

El primer país en quedarse a oscuras con motivo de La Hora del Planeta es Samoa; detrás de él, el resto de naciones del mundo se irán sucediendo para quedarse a oscuras hasta finalizar la jornada del 23 de marzo en las Islas Cook.
Entre los principales monumentos mundiales que participan este año, están la Casa de la Ópera y el Puente de la Bahía de Sídney, las Torres Petronas en Kuala Lumpur, la Torre de Tokio, Taipéi 101, el Estadio Nacional (el Nido de Pájaro) de Pekín, el Burj Khalifa (el edificio más grande del mundo) de Dubái, la estatua de David, la Torre Eiffel, la Puerta de Brandemburgo, la estatua de la Sirenita en Copenhague, los Palacios de Westminster y Buckingham, el Edificio Empire State de Nueva York, y las Cataratas del Niágara. Las principales novedades de esta edición son la adhesión del Kremlin y la Plaza Roja de Moscú, así como el Vaticano, tras el nombramiento del nuevo Papa Francisco. Desde la sede central de la ONU en Nueva York, un año más, Ban Ki Moon ha grabado su mensaje de apoyo y adhesión a la campaña de WWF, la Hora del Planeta. "Este año nos unimos con una clara determinación de luchar contra el cambio climático. Todos tenemos un papel fundamental en esta causa: los gobiernos tienen que mostrar su firme compromiso político, las empresas deben contribuir ofreciendo soluciones y los ciudadanos, especialmente la juventud, tiene que promover la movilización global". Ban destacó también que La Hora del Planeta "se ha convertido en una comunidad global para promover el cambio tanto a escala local como global. Ya no se trata sólo de una acción simbólica durante una hora, sino un conjunto de acciones en defensa del medio ambiente que generan cambios en todo el planeta". Según ha explicado a Europa Press el director ejecutivo de WWF en España, Juan Carlos del Olmo, se trata de llegar a cuanta más gente, países, instituciones, mejor, porque el objetivo es movilizar al mayor número de personas, a la opinión pública mundial, en un mismo momento y con una misma acción. Así, ha dicho que a esta séptima edición de 'La Hora del planeta', se han sumado este año Palestina, Túnez, Surinam, Santa Elena, la Guyana Francesa, Galápagos y Ruuanda, aunque espera que en estas últimas horas previas se produzca "una avalancha de adhesiones". Además, ha manifestado que la movilización, en la que se estima que participarán más de 1.000 millones de ciudadanos, está siendo "impresionante a través de las redes sociales" como Twitter y Facebook y ha señalado la importancia de que cada vez más empresas se sumen a 'La hora del Planeta'. "Pretendemos que las se signifiquen públicamente y que firmen una carta o documento en el que se comprometen a implantar políticas de eficiencia energética en sus empresas", ha indicado Del Olmo, que añade que en cuanto a las ciudades que se adhieren, tienen que firmar un documento, que firma bien su alcalde o el concejal de medio ambiente en el que se comprometen a implantar políticas de ahorro energético. A día de hoy en España han firmado 220 empresas, todas las capitales de provincia, menos Melilla y Palencia, "que están a punto", al tiempo que ha destacado que hay 160 centros educativos (universidades y escuelas) inscritas. Este grupo ha experimentado un salto enorme, ya que el año pasado eran unas 60 instituciones educativas. Para Del Olmo, es "muy importante" que todas ellas firmen sus respectivos documentos de adhesión, ya que en ellos adoptan compromisos para apagar sus luces y para poner en marcha políticas de ahorro y eficiencia energética. "Es un punto de comienzo para implantar políticas a lo largo del año", ha agregado. El director ejecutivo de WWF recuerda que la campaña comenzó hace siete años, cuando incluso aún se cuestionaba la realidad del cambio climático.
Enciende las renovables
Asimismo, ha señalado que este año, la campaña lleva un 'submensaje', para impulsar las energías renovables, por lo que ha denunciado que el Gobierno quiere "desmantelar lo poco que se había avanzado en energías renovables" con acciones como el almacenamiento de gas en Doñana, el apoyo a la ampliación de la vida útil de las nucleares o las prospecciones petrolíferas, que van en contra del espíritu de la campaña a la que, "por cierto, paradójicamente", se ha sumado el Ministerio de Industria, Energía y Turismo. En este contexto, ha recordado que se celebrarán acciones en todo el mundo, desde Sídney a Isla de Pascua, para luchar contra este problema global. Las actividades se pueden consultar en la página de internet: www.horadelplaneta.es "Nuestra idea es que la gente se adueñe de la campaña y la use como mejor le parezca. El caso es que se hable de energía, cambio climático y eficiencia energética", ha añadido.
Finalmente, ha recordado que a la campaña se han sumado personajes como Lionel Messi, Alejandro Sanz o Ban Ki Moon, entre otros. "Son gestos a nivel mundial que muestran la dimensión brutal de la campaña. Hay una conciencia real de que algo grave está pasando con el planeta. Otra cosa es que luego no seamos capaces de actuar porque los gobiernos están bloqueados o dando pasos atrás", ha concluido.