Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chloe Ayling, la modelo británica secuestrada en Milán: "Temí por mi vida"

La modelo de 20 años estuvo secuestrada durante seis días por una banda que pretendía venderla como esclava sexual. Chloe Ayling, ha vuelto este domingo a su casa en Coulsdon, al sur de Londres, desde donde confesó a los medios que fue la "experiencia más terrorifica que he vivido, temí por mi vida, cada segundo, cada minuto".

Chloe Ayling pensaba que había firmado un buen contrato en la ciudad italiana de la moda, pero la realidad era muy distinta.
La joven modelo británica, portada de tabloides de su país, ha contado la horrible experiencia de su secuestro durante cuatro semanas en manos de una banda que pretendía convertirla en esclava sexual, según ha publicado 'The Independent'.
Para ello, le habrían asegurado que habían ganado 15 millones de dólares en cinco años con la venta, a través de la internet profundo (deep web) de jóvenes como ella.
Ayling, todavía en shock, tras su liberación ha explicado sus sensaciones. "Acabo de llegar a casa después de cuatro semanas y no he tenido tiempo de organizar mis pensamientos. No puedo decir nada más hasta que la policía británica me autorice ".
Los investigadores italianos y británicos, creen que la modelo fue drogada con ketamina, un fármaco utilizado en caballos metida en una maleta y posteriormente trasladada a un pueblo alejado del norte de Italia, cercano a Turín,  donde la mantuvieron encadenada y amordazada.
Sus presuntos secuestradores  la habrían subastado en la  web profunda (deep web) por más de 200.000 euros.
Sin embargo, el pasado fin de semana, la organización criminal que la secuestró y que se hace llamar 'Muerte negra' (Black Death),  decidió liberarla cuando descubrió que Chloe Ayling era madre de un niño, algo no admitido en sus normas.
Dejaron un aviso a la Policía que finalmente encontró a la joven en el interior de una maleta cerca del consulado británico en Milán.
Su madre ya había dado la voz de alarma después de que no hubiera sabido de ella desde hacia varios días.
La Policía de Milán ha detenido a un hombre de nacionalidad polaca, identificado como Lukasz Pawel Herba, que contaría con la complicidad de varios cómplices, que siguen siendo buscados.