Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El yihadismo recluta radicales en China Occidental

Lo que vemos es un ejemplo más del extremismo islámico extendido por los grupos yihadistas, esta vez en la China Occidental. Allí han encontrado una fuente de reclutamiento: la comunidad musulmana de los uigures. Se trata de un pueblo reprimido por el gobierno chino, que se ha convertido en el objetivo perfecto para captar radicales. Los niños son los más susceptibles de caer en manos de estos terroristas, pues resulta más fácil adiestrarles y mostrarles como normal una adoctrinamiento atroz. Organizaciones yihadistas como Estado Islámico hacen un uso extendido de los menores, que cometen crímenes y barbaries convencidos de que lo hacen por una causa santa.