Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Naufraga un barco con 458 personas a bordo en China

Un barco con más de 450 personas se ha hundido en el río Yangtsé, el más largo y caudaloso de China. Un pequeño crucero que no pudo soportar la fuerza del ciclón que golpea el sur del país. Las lluvias y el fuerte viento están complicando las labores de rescate. Por el momento, las autoridades chinas han informado de la recuperación de cinco cadáveres y del rescate de trece personas, mientras que cientos más permanecen desaparecidos. Aún mantienen las esperanzas de encontrar más supervivientes ya que los servicios de emergencias han podido oír a gente pidiendo ayuda en el interior del buque.

En la embarcación viajaban 406 pasajeros chinos, cinco trabajadores de agencias de viajes y 47 tripulantes, tal y como indica la agencia de noticias china Xinhua, que además detalla que la mayor parte de los pasajeros tienen edades comprendidas entre los 50 y 80 años.
Entre los supervivientes se encuentran el capitán y el jefe de máquinas, quienes han declarado que el barco se hundió rápidamente tras el accidente, causado por "un ciclón". Ambos han sido detenidos por la Policía china para ser interrogados acerca del accidente.
El barco, llamado 'Dongfangzhixing' (Estrella de Oriente), se dirigía a la ciudad de Chongqing, en el suroeste de China.
El primer ministro de China, Li Keqiang, se ha trasladado a la provincia de Hubei, donde se encuentra la zona donde ha tenido lugar el suceso, para liderar las tareas de rescate, que se están viendo dificultadas por el fuerte viento y la intensa lluvia.
Por su parte, el presidente chino, Xi Jinping, ha hecho un llamamiento para que se pongan en marcha "todos los recursos necesarios" para proceder al rescate de los ocupantes del buque. Cerca de mil efectivos forman parte de los equipos de rescate.
Las esperanzas de encontrar a más gente con vida siguen presentes entre los rescatistas, ya que --según informa Xinhua-- estos han podido oír a gente pidiendo ayuda desde el interior del buque siniestrado, que no se ha hundido por completo.
De acuerdo con las primeras investigaciones en torno al suceso, el barco no excedía su carga y estaba equipado con suficientes chalecos salvavidas para todos los ocupantes. De hecho, todas las personas que han podido ser rescatadas llevaban uno puesto.