Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expulsan a un niño chino de 8 años de su aldea por tener sida

Expulsan a un niño chino de 8 años de su aldea por tener sidacuatro.com

Habitantes de la comunidad de Xichong, provincia de Sichuan, en China, presentaron una petición a las autoridades para que "aíslen" a Kun Kun, un niño de 8 años de edad enfermo de Sida. Los pobladores han dicho que Kun Kun, apodo del niño, anda por el pueblo solo y no va a la escuela. Lo han responsabilizado de iniciar fuegos en la aldea, e incluso en su propia casa.

Según BBC Mundo, la madre y el padrastro trabajan en otra provincia, por lo que los responsables de cuidarlo son sus abuelos, pero estos apenas pueden subsistir.
La respuesta inicial de las autoridades fue anunciar un plan para "educar" a los pobladores, aun cuando se ha afirmado que la discriminación contra portadores del virus es frecuente en el país.
Medios locales señalan que el niño contrajo el virus de su madre durante el embarazo, pero solo fue diagnosticado cuando tenía 5 años. "Nadie quiere jugar conmigo, así que juego solo", ha dicho Kun Kun a los medios.
La situación avivó un debate en medios y redes sociales sobre la discriminación hacia las personas portadoras del virus.
Un niño que atemoriza
En una reunión comunal realizada el 7 de diciembre, 203 residentes de Xichong firmaron la petición a las autoridades de la provincia para que "tomaran medidas de aislamiento preventivo contra Kun Kun, y se lo llevaran fuera de la aldea, a fin de proteger la salud de la comunidad y de los niños".
El diario Beijing Youth publicó una foto de Kun Kun viendo como su abuelo firmaba la petición. El niño luego "corrió hasta la casa, se metió en su cama, y se quedó allí sin decir palabra", cuenta el periódico.
Algunos medios le preguntaron al anciano por qué había firmado el documento. Les comentó que tanto él como su esposa estaban enfermos y muy viejos para hacerse cargo del niño.
El secretario de la asamblea, Wang Yishu, le dijo al periódico: "Todo el mundo siente pena por él. Es inocente y después de todo sólo es un niño. Pero el hecho que tenga sida es demasiado atemorizante para la comunidad".
Algunos vecinos dijeron que temían que sus hijos "agarraran" sida si llegaran a tocarlo o que él los mordiera. Uno de los pobladores lo llamó "una bomba de tiempo".