Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

China emite una advertencia a un barco de EEUU tras entrar "ilegalmente" en sus aguas

China emite una advertencia a un barco de EEUU tras entrar "ilegalmente" en sus aguasReuters

China ha emitido una advertencia al buque destructor estadounidense 'USS Lassen' tras entrar "ilegalmente" en las aguas de una isla artificial del gigante asiático en el mar de China Meridional, según ha informado el Ministerio de Exteriores chino.

"El 21 de octubre, el 'USS Lassen' entró ilegalmente en las aguas de las islas Nansha sin el permiso del Gobierno chino. China monitorizó, siguió y advirtió al barco, según la ley", ha indicado a través de un comunicado.
"El barco de guerra amenaza la soberanía y los intereses de seguridad de China, pone en peligro la seguridad del personal y las instalaciones y daña la paz y la estabilidad regional", ha recalcado el ministerio, expresando su "oposición total" a los movimientos del barco.
Fuentes estadounidenses indicaron el lunes que la Marina enviaría el barco a la zona para patrullar cerca de los arrecifes de Subi y Mischief de las islas Spratly, zonas que quedaban sumergidas bajo el agua durante la marea alta antes de que China comenzara un enorme proyecto de dragado para convertirlas en islas en 2014.
En respuesta, la Embajada china en Washington afirmó que el concepto de libertad de navegación "no debe ser utilizado para hacer exhibiciones de fuerza ni minar la soberanía y seguridad de otros países".
El portavoz de la Embajada, Zhu Haiquan, remachó que Estados Unidos "debería evitar decir o hacer nada provocativo y actuar de forma responsable para mantener la paz y la estabilidad regional".
China reclama soberanía de la mayor parte del Mar de China Meridional y el Ministerio de Relaciones Exteriores advirtió el 9 de octubre de que "nunca permitiría una violación de las aguas territoriales del país y su espacio aéreo en las islas Spratly, en nombre de la protección de la libertad de navegación y de sobrevuelo".