Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Charlie Hebdo vuelve a provocar, un año después de la masacre yihadista

Charlie Hebdo, revista satírica francesa,cuatro.com

El siete de enero de 2015 dos yihadistas armados con fusiles de asalto irrumpen en la redacción de la revista satírica Charlie Hebdo, en París y asesinan a 12 personas, entre ellos a los diseñadores más importantes, Wolinski, Tignous, Cabu e Charb, este último director de la publicación. Un año después de la matanza terrorista, la revista reivindica su espacio para la libertad de expresión.

Los hermanos Kouachi tras perpetrar la masacre escaparon y París vivió otros dos días de terror, con el asalto a un supermercado kosher y otras agresiones contra la policía en nombre de Alá.
Un año después Charlie Hebdo reconvertido de modesta revista a símbolo de la libertad contra el fundamentalismo vuelve a provocar la polémica con su nueva portada que no acontenta ni a católicos, ni a musulmanes.
La Conferencia episcopal francesa aseguró que este Dios cristiano con un fusil al hombro bajo el título 'El asesino anda suelto' solo busca provocar, mientras que para el presidente del culto musulmán en Francia explicó que en un momento "en que necesitamos señales de distensión, esta caricatura no ayuda".