Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una viñeta de 'Charlie Hebdó' sobre el terremoto indigna a Italia

La revista satírica 'Charlie Hebdó' ha publicado en su última edición una viñeta sobre el terremoto que sacudió el centro de Italia la semana pasada y que ha indignado a ciudadanos y políticos italianos. En ella se compara a tres tipos de víctimas del seísmo con platos de pasta típicos del país.
Los ciudadanos han mostrado su rechazo a través de Twitter con el hashtag #jenesuispascharlie (yo no soy charlie), una variación de la etiqueta que se utilizó en la red social tras el atentado perpetrado por el Estado Islámico en enero de 2015 (#jesuischarlie) y que se creó para apoyar a la publicación en aquel momento.
En el dibujo que ha molestado a Italia, titulado 'seísmo a la italiana' aparecen varias víctimas del terremoto de 6 grados de magnitud que el pasado 24 de agosto dejó 267 fallecidos y cientos de heridos. Concretamente, representa a un herido ensangrentado bajo el título 'Penne con salsa de tomate', a otro bajo el nombre 'Penne gratinados' y a un grupo de personas bajo los escombros con el cartel 'Lasaña'.
Los comentarios de rechazo en las redes sociales no se han hecho esperar, convirtiéndose en Italia en trending topic. Los usuarios de Twitter han tachado la viñeta de 'vergonzosa', 'lamentable' o de 'burla'. "¿Libertad de expresión hasta qué punto?", se preguntan algunos.
Por su parte, el alcalde de Amatrice, localidad afectada por el terremoto, Sergio Pirozzi, ha pedido respeto para los muertos en el terremoto. "¡Pero cómo se va a hacer una viñeta sobre los muertos! Sobre las desgracias no se hace sátira", ha señalado, según informa el diario italiano 'La Repubblica'. Si bien, se ha mostrado seguro de que "esta sátira embarazosa no responde al verdadero sentimiento de los franceses".