Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chad anuncia la muerte de ocho soldados y 162 presuntos miembros de Boko Haram en combates en el lago Chad

El Ejército de Chad ha anunciado este lunes la muerte de ocho soldados y 162 supuestos miembros de la secta islamista nigeriana Boko Haram en combates registrados durante el fin de semana en islas del lago Chad.
El portavoz del Ejército chadiano, Azem Bermendoa Agouna, ha indicado que los enfrentamientos tuvieron lugar el 24 y el 25 de junio en Aregué, Malkonory, Métilé, Rego, Toumbo, Toumbo Djéni.
Agouna ha señalado además que los combates se han saldado con otros 18 soldados heridos y con la destrucción de seis vehículos --entre ellos un blindado-- y decenas de motocicletas utilizados por la secta islamista, según ha recogido el portal local de noticias Tchadinfos.
Chad es parte de la fuerza regional integrada además por Benín, Camerún, Níger y Nigeria que combate contra Boko Haram, que en 2015 juró lealtad al grupo yihadista Boko Haram.
El anuncio de las operaciones ha llegado apenas un día después de que el presidente de Chad, Idriss Déby, advirtiera de que si Yamena no recibe ayuda financiera, a finales de este año se vería obligado a retirar alguna de sus tropas de la lucha contra el terrorismo, asegurando que muchos chadianos están "decepcionados" con Occidente.
"Chad es un país pequeño que no tiene medios financieros, que ha sufrido grandes problemas en su historia reciente. Es deber de quienes tienen más medios ayudar, ya sea militar, logística o financieramente", explicó Déby a Radio Francia Internacional, TV5 y 'Le Monde' en una entrevista conjunta.
"Chad ha invertido de sus propios recursos más de 300.000 millones de francos CFA (más de 457 millones de euros) para la lucha contra el terrorismo sin ninguna ayuda externa. Hasta ahora estamos solos en esta lucha", añadió.
Durante la entrevista, aseguró que "los chadianos están decepcionados y piensan que Chad ha hecho demasiado, que debe retirarse de estos escenarios para cubrirse las espalda". "Creo que a finales de 2017, principios de 2018, si continúa la situación, Chad no será capaz de mantener a muchos soldados fuera de su territorio. Algunos de nuestros soldados volverán gradualmente", apuntó.
Del mismo modo, advirtió de que tiene que tomar una decisión sobre las tropas desplegadas en el proyecto G5 Sahel. "Chad no puede tener 1.400 hombres en Malí en la misión de Naciones Unidas, y al mismo tiempo 2.000 soldados en el G-5. Incluso si llega financiación, hay que tomar una decisión", explicó.
Chad tiene uno de los ejércitos más capaces de la región y ha jugado un papel decisivo en los esfuerzos, respaldados por Occidente, para combatir a Boko Haram y Al Qaeda. Durante los últimos años Chad ha enviado tropas a Nigeria, Níger, Camerún y Malí para luchar contra el terrorismo.