Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cerca de 60 muertos deja una cadena de atentados en Irak

Al menos 60 personas han muerto y decenas han resultado heridas en una cadena de atentados que ha tenido lugar este lunes en diferentes puntos de Irak, varios de ellos en la capital, Bagdad, según fuentes policiales y médicas.
El ataque más importante ha tenido lugar contra un mercado en una céntrica plaza del barrio de Ciudad Sadr, en el que el balance de muertos ha ascendido a 39.
Un atacante suicida a hecho estallar una camioneta junto a un mercado de frutas y verduras, alcanzando a los civiles que se encontraban en el lugar, según ha indicado la cadena panárabe Al Yazira.
Estado Islámico ha reivindicado el ataque, a través de un comunicado difundido por la agencia de noticias Amaq, vinculada al grupo, en el que ha señalado que se ha tratado de una "operación de martirio".
Durante la jornada se han registrado otros cinco atentados. Al menos siete policías iraquíes han perdido la vida a manos de hombres armados que han atacado dos comisarías de Policía en la ciudad de Samarra.
Asimismo, en Bagdad, cinco personas han muerto en un ataque perpetrado cerca de una mezquita chií en el oeste de la ciudad, mientras que una persona ha fallecido y otras cuatro han resultado heridas en un atentado contra un hospital en el centro de la ciudad.
Por otro lado, dos personas han perdido la vida y otras siete han resultado heridas en un ataque en el distrito de Zaafrayiya, mientras que otro en Baladiyat ha dejado tras de sí un muerto.
CIVILES MUERTOS EN 2016
La Misión de Asistencia de Naciones Unidas en Irak (UNAMI) afirmó a principios de diciembre que 926 civiles murieron y 930 resultaron heridos durante el mes de noviembre a causa de la violencia en el país.
Sin embargo, durante el último mes se han registrado numerosos atentados con cifras de víctimas muy elevadas. La semana pasada, siete personas murieron y otras tres resultaron heridas en un atentado con coche bomba en la localidad iraquí de Mosul, una semana después de un triple atentado con bomba que mató a 30 personas en el barrio de Kokjali, situado en el este de la ciudad y arrebatado a los yihadistas hace dos meses.
El pasado sábado, otras 33 personas murieron y más de 50 resultaron heridas en una triple explosión registrada en una zona comercial del centro de la capital de Irak.