Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Casa Blanca acusa a los medios de intentar deslegitimar a Donald Trump

Reince Preibus y Kellyann ConwayReuters

El jefe de Gabinete y la asesora de campaña de Donald Trump han acusado a los principales medios de comunicación de Estados Unidos de intentar deslegitimar al presidente de Estados Unidos. En sucesivas comparecencias en Fox News y NBC, Reince Preibus y Kellyann Conway han defendido las acusaciones vertidas ayer contra la prensa por el secretario de Comunicación de la Casa Blanca, Sean Spicer, por intentar desmerecer la asistencia de público a la inauguración de Donald Trump.

Conway, en este sentido, dedicó su tiempo en el programa Meet the Press a restar importancia al poder de convocatoria de Trump en la inauguración para destacar en su lugar la victoria del presidente en los comicios de noviembre y el apoyo que recibió de las votantes en las urnas.
Cuando el presentador de la NBC, Chuck Todd, preguntó a Conway por qué el secretario de Comunicación de la Casa Blanca compareció anoche sin admitir preguntas solo para reprochar la actitud de la prensa y declarar "falsedades" sobre el número de asistentes - Spicer declaró que había sido la investidura más abarrotada de la historia - , Conway criticó el "excesivo dramatismo" del entrevistador y declaró que Spicer se limitó a proporcionar "hechos alternativos".
Por su parte, Priebus, ya en Fox News, indicó que la Presidencia Trump tiene intención de luchar contra los medios de comunicación "con uñas y dientes" en el momento en que perciba que difunden falsas noticias sobre el presidente o la administración.
"Desde el día uno, los medios de comunicación han intentado deslegitimar las elecciones, y no vamos a quedarnos de brazos cruzados. Están obsesionados", ha avisado Priebus.