Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Casa Blanca insiste en que "no hay pruebas" de connivencia entre Rusia y la campaña de Trump

La Casa Blanca ha subrayado que las comparecencias de directivos de los servicios de Inteligencia ante el Senado han demostrado que "todavía no hay ninguna prueba" de que las autoridades de Rusia y el equipo de campaña del presidente estadounidense, Donald Trump, colaborasen en los meses previos a los comicios de noviembre de 2016.
"Las comparecencias de esta mañana respaldan lo que hemos dicho desde hace mucho tiempo", ha destacado un portavoz presidencial en un comunicado, en alusión a las declaraciones del exdirector de la CIA John Brennan y del actual responsable de Inteligencia Nacional, Dan Coats.
En este sentido, la Casa Blanca ha insistido en que "a pesar de un año de investigaciones, todavía no hay ninguna prueba de colusión entre Rusia y la campaña de Trump" o de que el presidente pusiese en peligro fuentes de Inteligencia o compartiese información clasificada.
Asimismo, ha destacado que "hasta el director de la CIA con (Barack) Obama piensa que las filtraciones de información clasificada son 'terribles' y los responsables deben ser 'perseguidos'".
Brennan, sin embargo, también ha reconocido ante la Comisión de Inteligencia del Senado sus dudas por los contactos mantenidos por representantes rusos y el equipo de campaña del actual presidente y ha afirmado que en el verano de 2016 ya trasladó sus sospechas sobre una posible injerencia rusa en el proceso electoral.