Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Capriles dice que no reconocerá los resultados "hasta que se cuente cada voto"

Henrique Capriles tras su discuros después de conocer los resultados electoralesReuters

El candidato de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) a las elecciones presidenciales que se han celebrado este domingo en Venezuela, Henrique Capriles, ha anunciado que no reconocerá los resultados electorales "hasta que se cuente cada voto".

En la rueda de prensa que ha ofrecido desde la sede de la MUD en Caracas, nada más acabar el discurso del presidente electo, Nicolás Maduro, Capriles ha dicho que el resultado del CNE "no refleja la realidad del país" y que, por tanto, va a hacer "todo" para que así se reconozca.
"Hoy el derrotado es usted y su Gobierno", ha aseverado, en alusión a Maduro. "Aquí la foto del país es otra y yo respeto profundamente al pueblo que votó por otra opción, pero exijo respeto al pueblo que votó por mí", ha dicho.
Así, ha exigido al CNE "que se abran todas las cajas y que se cuenten cada uno de los votos de los venezolanos, uno por uno", de forma manual, para corroborar los datos ofrecidos por las autoridades electorales.
Además, ha negado que haya propuesto a Maduro un "pacto", tal y como éste ha revelado en su primer discurso como presidente electo. "Yo no pacto ni con la mentira ni con la corrupción. Yo no pacto con los que considero ilegítimos", ha aclarado.
Capriles se ha comprometido a "luchar" por que "la verdad" se conozca. "Yo voy a defender al pueblo venezolano, al que piensa de una forma y al que piensa de otra", ha subrayado, admitiendo que el país "está partido en dos mitades".
"No nos van a confundir. Les digo con mucha firmeza que esta lucha no ha terminado. Esta lucha terminará el día en que Venezuela sea un país próspero y que nuestro pueblo pueda vivir mejor", ha sentenciado. "La voz del pueblo es sagrada y se respeta", ha zanjado.
El líder opositor se ha definido como un "luchador" que se "dejó el pellejo" para llevar a Venezuela a donde parecía imposible. "Voy a hacer todo lo que esté a mi alcance, en el marco de la Constitución, para que este país cambie", ha prometido. "Si antes tenía ganas, hoy ustedes me dieron más motivos para seguir adelante", ha indicado.