Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Capriles rechaza "un diálogo 'Zapatero'" para Venezuela como el que pide el Papa

El dirigente opositor venezolano Henrique Capriles ha rechazado retomar el diálogo con el Gobierno mediante la fórmula de representantes de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en la que ha participado el expresidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, tal como pedía este domingo el Papa Francisco.
"Los venezolanos, todos, queremos dialogar, pero no estamos dispuestos a un diálogo Zapatero", ha afirmado Capriles en declaraciones a la prensa en las que cuestiona de nuevo la neutralidad del exdirigente español.
El Papa ha pedido "frenar la violencia" en Venezuela y ha defendido que se busquen "soluciones negociadas a la grave crisis humanitaria, social, política y económica" que afecta a la población. Además, ha reconocido que el grupo de mediadores que incluyen a Zapatero "están insistiendo".
"Yo creo que tiene que ser en condiciones muy claras. Parte de la oposición no quiere esto, lo que es curioso. La misma oposición está dividida y por otro lado parece que los conflictos se agudizan más pero hay algo en movimiento, hay algo en movimiento", afirmó.
En respuesta, Capriles ha asegurado que "no es verdad" que la oposición esté dividida. "Habla como que si unos quisieran dialogar y otros no. Los venezolanos todos queremos dialogar, pero no estamos dispuestos a un diálogo 'Zapatero'", ha argumentado.
Capriles ha recordado al Papa que en Venezuela "hubo un golpe de Estado" perpetrado por el Gobierno y que en las manifestaciones por la restitución del orden constitucional "han sido asesinados más de 30 venezolanos, hay cientos de heridos y más de 1.400 detenciones arbitrarias".
El diálogo político entre Gobierno y oposición venezolanos se lanzó en octubre pasado con el apoyo del Vaticano, pero la oposición abandonó las negociaciones menos de 40 días después tras acusar al Gobierno de Nicolás Maduro de incumplir los acuerdos alcanzados.