Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Capriles advierte de que Maduro pretende armar a civiles para contener las protestas opositoras en Táchira

El líder opositor Henrique Capriles ha denunciado que el Gobierno de Nicolás Maduro pretende usar a los grupos armados de simpatizantes 'chavistas' --los llamados colectivos-- para contener las manifestaciones contra su Gobierno en el estado venezolano de Táchira, como parte de la segunda fase del Plan Zamora, que ha sido activada este miércoles.
Capriles ha contado que, según ha podido saber de forma confidencial, se ha celebrado una reunión del alto mando militar con la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en la que se le ha ordenado facilitar armas y chalecos antibalas a los colectivos "para que hagan lo que mejor saben hacer, que es desastres", informa 'El Nacional'.
El también gobernador de Miranda ha revelado que la propia GNB considera que esta segunda fase del Plan Zamora podría desembocar en una guerra civil, que sería la tercera fase. En este sentido, ha señalado que las fuerzas venezolanas están preparando la 'Operación Libro', para aumentar las comprar militares, incluidas minas antipersona.
El ministro de Defensa, Vladimir Padrino, ha anunciado este miércoles que el presidente ha ordenado militarizar Táchira, ubicado en la frontera con Colombia, activando así la segunda fase. Hasta allí se desplazarán 2.000 efectivos de la GNB y 600 de las Fuerzas Armadas.
Táchira es uno de los escenario protagónicos de las protestas que comenzaron en el mes de abril contra el Gobierno de Maduro. Su capital, San Cristóbal, conocida como 'la ciudad rebelde' de Venezuela, es uno de los bastiones tradicionales contra el 'chavismo'.
Maduro anunció en abril la creación del Plan Zamora, una iniciativa cívico-militar destinada a garantizar "la estabilidad y la paz" de Venezuela en medio del desafío que la Mesa de Unidad Democrática (MUD) ha lanzado en las calles de las grandes ciudades.
Sin embargo, apenas ha dado detalles sobre en qué consiste verdaderamente este nuevo plan. La oposición afirma que es un paso del Gobierno para armar a sus simpatizantes y aumentar la presencia de los militares en la vida política de Venezuela.