Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cañones de agua contra las protestas en plena campaña electoral turca

La Policía turca ha hecho uso de cañones de agua para dispersar a los manifestantes que habían salido a la calle en señal de protesta; furiosos tras la explosión en un mitin del partido opositor en la ciudad de Diyarbakir, a dos días de que se produzcan las elecciones.

La detonación dejó cuatro muertos, pero podían haber sido más dado que la explosión se produjo en medio de miles de personas que asistían al encuentro final de campaña. A pocos metros se encontraba el copresidente de la coalición izquierdista, Selahattin Demirtas, que salió ileso del incidente.