Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Canadá aprueba expandir la misión contra el EI y bombardear sus posiciones en Siria

Canadá aprueba expandir la misión contra el EI y bombardear sus posiciones en SiriaReuters

El Parlamento de Canadá ha aprobado el plan del Gobierno para expandir su misión militar contra el grupo terrorista Estado Islámico y atacar sus posiciones en el interior de Siria, según ha informado la cadena de televisión canadiense CBC. La votación, que se ha saldado con 142 votos a favor y 129 en contra, supone además la ampliación de la duración de la misión, inicialmente de seis meses, hasta finales de marzo de 2016.

Fuentes gubernamentales citadas por la CBC han indicado que el Ejército canadiense podría iniciar sus bombardeo contra las posiciones del grupo yihadista en Siria en el plazo de uno o dos días.
La misión original implicó el despliegue de seis aviones de combate CF-18, un avión de repostaje CC-150 Polaris, y dos aviones de vigilancia CP-140 Aurora. Asimismo, fueron desplegados 600 militares y 69 asesores militares para apoyar a las fuerzas kurdas.
"Pese a que la coalición ha tenido éxito a la hora de evitar los avances territoriales del Estado Islámico, la amenaza que supone el grupo sigue vigente", ha argumentado el primer ministro canadiense, Stephen Harper.
"No podemos permanecer al margen mientras el Estado Islámico continúa promoviendo el terrorismo en Canadá y contra nuestros aliados y socios, y tampoco podemos permitir que tenga un refugio seguro en Siria", ha agregado.
Ni el Nuevo Partido Democrático (NPD) ni los liberales votaron a favor de la misión inicial, como tampoco han apoyado su extensión, asegurando que el Gobierno no ha sido sincero respecto a los objetivos y alcance de la misma.
El NPD había presentado varias enmiendas para evitar que las tropas canadienses participaran en operaciones de combate y para centrar todos los esfuerzos del Gobierno en labores humanitarias, si bien todas ellas han sido rechazadas.
"Es un grave problema ético para Canadá. Rechazarlo es una muestra de la falta de conocimiento de la región por parte del Gobierno, lo que podría llevar al país a décadas de conflicto", ha dicho el líder de la formación, Tom Mulcair.
"El primer ministro dice a los canadienses que podemos bombardear Irak y Siria o quedar al margen. Es una elección falsa", ha remachado, tal y como ha recogido la CBC.