Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una militar británica da a luz en una base en Afganistán sin saber que estaba embarazada

Cirujanos británicos operan en Camp BastionReuters

La base fue atacada por talibanes hace una semana

Una militar del Regimiento Real de Artillería de las Fuerzas Armadas británicas ha tenido un bebé en una base de Camp Bastion, en Afaganistán, sin saber que estaba embarazada. La soldado dio a luz después del ataque talibán de hace una semana en la misma base en la que se encuentra el príncipe Harry de Inglaterra. "No forma parte de la política militar permitir el despliegue de mujeres en operaciones si están embarazadas", ha explicado el Gobierno británico.
La mujer tuvo a su hijo en Camp Bastion el martes. El bebé nació con cinco semanas de adelanto, pero ambos se encuentran bien. Un especialista pediátrico del hospital John Radcliffe de Oxford viajará a Afganistán en los próximos días para cuidar de madre e hijo en el vuelo de las Fuerzas Aéreas Británicas en el que regresarán a casa, informa Dailymail.
El nacimiento ha sorprendido a los jefes militares y ha llevado a que se pidan exámenes médicos adicionales a las mujeres que son enviadas a zona de guerra.
 Alrededor de 200 soldados mujeres han descubierto que estaban embarazadas en ‘zona de guerra’ desde 2003, lo que ha hecho que sus comandantes las envíen a casa. Pero ésta es la primera vez que una soldado británica ha dado a luz en Afganistán.
La soldado, una artillera cuyo trabajo era cubrir a las tropas que combaten a los insurgentes, no sabía que esperaba a un niño. Había estado destinada con la 12ª Brigada Mecanizada desde marzo, pero hace dos días se quejó de dolores en el estómago. Para su asombro, los médicos la informaron de que iba a dar a luz. Estaba en su semana 34 de embarazo, lo que significaba que se quedó embarazada antes de volar a Afganistán.
Fue trasladada al hospital de campo de Camp Bastion donde los médicos, más acostumbrados a llevar a cabo amputaciones o tratar heridas de bala, le ayudaron a dar a luz. A pesar de su localización, el hospital es uno de los mejor equipados del mundo.
Un portavoz militar ha indicado que “esto nos ha dejado completamente atónitos. Uno se prepara para hacer frente a los heridos de guerra en [Camp] Bastion, no para una madre que da a luz a un bebé. Es la comidilla del campamento”.
“Es un caso muy inusual. La madre no sabía que estaba embarazada y no tenía ni idea de que lo estaba hasta que dio a luz. No ha hecho nada mal”, ha observado.
La teniente coronel Andrea Lewis, comandante en jefe del hospital de campaña, ha indicado que “es un hecho único, pero mi equipo está bien entrenado para lo inesperado y se adaptaron brillantemente a la situación. Estoy encantada de informar de que la madre y el niño están bien y todos estamos muy contentos de esta llegada”.