Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Camerún ordena el cierre de dos semanarios y suspende a una decena de medios y periodistas

El Consejo Nacional de Comunicaciones (CNC) de Camerún ha ordenado el cierre definitivo de dos semanarios y ha emitido suspensiones temporales contra una decena de medios de comunicación y periodistas del país, entre ellos, un reportero de la cadena pública CRTV.
Tal y como recoge la Agencia de Prensa Africana (APA), el CNC ha emitido estas sanciones por publicar informaciones o declaraciones "infundadas", "ofensivas" o "insinuantes". La gran mayoría de los medios y periodistas se enfrentan a suspensiones de entre uno y seis meses.
Los semanarios cuya actividad ha sido prohibida de forma definitiva son 'Aurore Plus' y 'Dépêche du Cameroun', así como sus impulsores, los periodistas Michel Michaut Moussala y Gilbert Avang, respectivamente. Los dos están acusados de publicar "de forma repetida acusaciones infundadas, ofensivas e insinuantes sobre personas" y por mantener una "actitud desafiante".
Asimismo, el CNC ha enviado una advertencia por primera vez a uno de sus propios miembros, el director del semanario 'Kalara', Christophe Bobiokono, por una "falta de equilibrio" en una información publicada.
También de forma inédita la oficina de radiodifusión y televisión pública CRTV ha recibido una advertencia, mientras que uno de sus periodistas estará sujeto a una suspensión de un mes por difundir "un reportaje sobre obesidad infantil en el que se muestra claramente a una niña de cinco años".
La comunidad periodística del país ha reaccionado contra esta medida, que se enmarca en una tendencia del CNC --conformado principalmente por editores o periodistas todavía en activo-- que, en general, se ha descrito como desproporcionada.