Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Cámara de Diputados avala el nuevo Gobierno liderado por Paolo Gentiloni

La Cámara de Diputados de Italia ha dado este martes su respaldo al Gobierno liderado por el nuevo primer ministro, Paolo Gentiloni, tras la dimisión de Matteo Renzi por su derrota en el reciente referéndum constitucional.
La Cámara Baja ha aprobado el nuevo Ejecutivo encabezado por Gentiloni con los votos a favor de 368 legisladores, mientras que 105 han dicho 'no'. El Movimiento Cinco Estrellas y la Liga Norte se han ausentado de la votación, como ya habían advertido que harían.
Gentiloni ha defendido el trabajo del anterior gobierno, del que él formaba parte como ministro de Exteriores. Así, ha dicho sentirse "orgulloso" y ha prometido prestar atención a "todos los ciudadanos italianos", independientemente de lo que votasen en el fallido plebiscito.
El nuevo 'premier' deberá hacer frente a diversas responsabilidades, incluida la resolución sobre la intervención estatal en el Banco Monte dei Paschi de Siena, el banco más antiguo del mundo y el tercero más importante de Italia, que deberá recibir con urgencia ayuda estatal si fracasa en su intento de captar en los mercados 5.000 millones de euros para su recapitalización.
Además, en el ámbito de la política nacional, Gentiloni deberá impulsar una nueva ley electoral que permita la convocatoria de elecciones --ahora hay una distinta por cada cámara-- e impulsar las iniciativas necesarias para la reconstrucción de las zonas del centro de Italia golpeadas por el terremoto.
Gentiloni, no obstante, ha evitado poner fecha este martes a los posibles comicios anticipados e incluso los ha descartado de momento. "Nuestro gobierno durará mientras tenga la confianza del Parlamento", ha sugerido durante su discurso en la Cámara Baja.
Antes, no obstante, deberá superar la prueba del Senado, donde el miércoles se someterá a una nueva moción de confianza. El Gobierno cuenta en esta cámara con una mayoría más ajustada después de que un antiguo aliado de Renzi, Alianza Liberal Popular de las Autonomías, se haya desmarcado de la nueva administración.