Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cabello califica de "ataque terrorista" contra Maduro la sublevación de los militares de la ciudad de Valencia

Cabello denuncia un "ataque terrorista" contra el cuartel de los militares sublevados en VenezuelaReuters

El vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, ha asegurado que este domingo se ha producido un "ataque terrorista" contra la Brigada Blindada 41°, conocida como Fuerte Paramacay, desde donde un grupo de militares se ha declarado en "legítima rebeldía" contra la "tiranía" de Nicolás Maduro por romper el orden constitucional, y ha asegurado que ya está "totalmente controlado".

"En la madrugada, atacantes terroristas entraron al Fuerte Paramacay en Valencia, atentando contra nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB)", ha escrito el 'número dos' del oficialismo en su cuenta oficial de la red social Twitter.
Cabello ha indicado que "se han activado planes de defensa" para desplegar tropas y "garantizar la seguridad interna" que han permitido recuperar "totalmente el control del Fuerte Paramacay". De hecho, habría varios detenidos, según su versión.
El dirigente venezolano ha asegurado además que hay "absoluta normalidad en el resto de las unidades militares del país" y ha advertido de que, "quienes sueñan con lo contrario se estrellarán con la moral de la FANB". Por último, ha añadido que hay un "control" sobre la situación. 
Un grupo de militares del Fuerte Paramacay, en la ciudad venezolana de Valencia, estado de Carabobo, se ha declarado en "legítima rebeldía" y ha animado a los demás efectivos de las Fuerzas Armadas y a la población civil a unírseles para restaurar el orden constitucional en la nación caribeña.
"Esto no es un golpe de Estado", han aclarado. "Esta es una acción cívica y militar para restablecer el orden constitucional. Pero más aún, para salvar al país de la destrucción total, para detener los asesinatos de nuestros jóvenes y familiares", han explicado.