Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cabello pide a los 'chavistas' que den la "batalla" en las calles por la Asamblea Constituyente

El vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, ha hecho un llamamiento este jueves a la militancia y a los simpatizantes a dar la "batalla" en las calles para defender la Asamblea Constituyente que ha convocado el presidente del país, Nicolás Maduro.
"Exhorto al pueblo patriota a seguir avanzando en esta nueva contraofensiva revolucionaria en defensa de los derechos sociales", ha dicho en un acto oficialista. "Esta batalla nos necesita unidos", ha recalcado el 'número dos' del PSUV, según informa la prensa local.
Cabello ha insistido además en que el objeto de la Asamblea Constituyente es "blindar" la Carta Magna "para que no venga un (Mauricio) Macri mañana a hacer lo que le dé la gana, a privatizar las empresas, a hacer lo que le parezca con las prestaciones sociales", ha señalado, en alusión al presidente argentino, de corte conservador.
Cabello ha rechazado las críticas de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), que considera que con la reforma constitucional Maduro busca consolidar su poder. "¿Por qué quería hace más de dos años Constituyente y ahora no? Es porque (...) lo que ellos quieren que es acabar con la Revolución Bolivariana", ha sostenido.
Maduro anunció el 1 de mayo, con motivo del Día Internacional del Trabajo, su intención de convocar una Asamblea Constituyente para "preservar la paz y estabilidad" de Venezuela, argumentando que es la única forma frente al supuesto "golpe de Estado" orquestado por la MUD y sus aliados regionales para derrocar al Gobierno.
"Convoco una Asamblea Constituyente, ciudadana y de profunda participación popular, para que nuestro pueblo, como depositario del Poder Constituyente originario, con su voz suprema, pueda decidir el futuro de la patria, reafirmando los principios de independencia, soberanía, igualdad y paz", así como de "democracia participativa y protagónica, multiétnica y pluricultural", reza el decreto presidencial.
Maduro ha creado una comisión presidencial, dirigida por Elías Jaua, con la tarea de "elaborar una propuesta para las bases comiciales, territoriales y sectoriales, así como para los principales aspectos que servirán de fundamento a la conformación y funcionamiento de la Asamblea Constituyente, previa consulta a los más amplios sectores del país, garantizando el principio de participación directa".
El jefe de Estado solo ha detallado que la Asamblea Constituyente estará formada por 500 "ciudadanos" que, según ha precisado, "serán elegidos libremente a través del voto universal directo y secreto" en las próximas semanas. La mitad, 250, serán elegidos de entre sectores de marcado corte oficialista.
El presidente, uno de los actores que puede impulsar la Asamblea Constituyente, según la Constitución venezolana, debe entregar al CNE una propuesta detallada sobre su creación y funcionamiento. En caso de controversia, deberá decidir el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).
La MUD ha interpretado esta medida como una consumación del "autogolpe" y ha llamado a sus seguidores a continuar en las calles. La coalición opositora no ha dejado de manifestarse desde el 4 de abril por los fallos del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que privaron al Parlamento de sus poderes y a los diputados de su inmunidad.
En 1999, nada más llegar al Palacio de Miraflores, el fallecido presidente Hugo Chávez convocó a un proceso constituyente que, entre otras cosas, derivó en un aumento a seis años del mandato presidencial y permitió a la población revocar los cargos públicos.