Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El CPJ reclama a Etiopía que libere a todos los periodistas detenidos en las últimas semanas

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) ha reclamado este jueves a las autoridades de Etiopía que liberen a todos los periodistas detenidos "en medio de la creciente represión contra los medios".
En su comunicado, la organización ha resaltado que en las últimas semanas han sido encarcelados el redactor jefe de un diario, así como dos miembros del colectivo de blogueros Zone 9.
Además, otro periodista lleva una semana desaparecido y podría estar bajo custodia de las autoridades del país africano, según ha indicado su familia.
Las detenciones han tenido lugar en medio de los arrestos en masa tras la declaración del estado de emergencia el 9 de octubre, fecha desde la cual han sido detenidas más de 11.000 personas, según cifras del Gobierno.
"Silenciar a los que critican la gestión de las manifestaciones por parte del Gobierno no traerá estabilidad", ha dicho la coordinadora del CPJ para África, Angela Quintal.
"La presión constante contra los blogueros de Zone 9, con repetidos arrestos y comparencias ante los tribunales, está claramente diseñada para intimidar a los periodistas independientes que quedan en Etiopía", ha agregado.
Durante la jornada del martes, el Tribunal Supremo continuó los procedimientos en la apelación contra la liberación de cuatro blogueros del grupo --Befekadu Hailu, Natnail Feleke, Abel Wabella, y Atnaf Berhane-- acusados de "terrorismo".
Ese mismo día, un tribunal de la capital, Addis Abeba, sentenció a un año de cárcel al redactor jefe del semanario independiente 'Ethio-Mihidar', Getachew Worku, por "difamación" y "publicación de información falsa".
Etiopía ocupa el cuarto lugar entre los diez países con mayor censura del mundo, según el CPJ, que agrega que es además el tercero que más encarcela a periodistas en África.
LAS PROTESTAS Y EL ESTADO DE EMERGENCIA
Las autoridades etíopes declararon el estado de emergencia en respuesta a las protestas de la comunidad oromo, aplicando unas restricciones que han alarmado a numerosas ONG internacionales.
El Gobierno etíope ha acusado a varios países de armar, entrenar y financiar a los participantes en las protestas del pueblo oromo contra las expropiaciones de tierras en los alrededores de la capital, Addis Abeba.
En concreto, el portavoz gubernamental, Getachew Reda, señaló a Eritrea, que mantiene una larga disputa fronteriza con Etiopía, y a Egipto, también enfrentado a las autoridades etíopes por la gestión de las aguas del río Nilo.
Más de mil integrantes de la comunidad Oromo han muerto en las regiones de Oromia y Amhara en los últimos 11 meses, durante los que han sido objeto del acoso sistemático de las fuerzas de seguridad, según denuncian ONG como Human Rights Watch.
Las protestas comenzaron tras la publicación de un informe de HRW sobre la situación en el país, lo que a su vez provocó una respuesta violenta de la Policía.
A principios de octubre, al menos 55 personas murieron en una estampida en la región de Oromiya provocada por el lanzamiento de gas lacrimógeno y tiros al aire por parte de la Policía para reprimir una manifestación crítica con el Gobierno.